Ganó una fortuna como actriz porno y ahora dedica su vida a Dios

Durante varios años, Crystal Bassette fue protagonista de más de 100 películas para adultos y ganó una fortuna. Sin embargo, leyó la Biblia y supo que estaba “hechizada”. Entonces, dejó su trabajo y se volcó a la religión.

La voluptuosa actriz, conocida en el mundo XXX como Nadia Hilton, ganaba unos 30.000 dólares por mes y llevaba una vida lujosa, que le permitía mantener sin ningún problema a su pequeña hija.

“Llevaba a mi hija al colegio por la mañana, iba, grababa y volvía con ella a casa. Era un trabajo regular, de 9 a 17”, contó la mujer que llegó a la industria del porno luego de que un productor la viera actuar en un club nocturno de Hollywood.

En ese momento sólo salía de su casa producida: “Me convertí en un objeto. No podía salir sin mostrarme salvaje, con tacos altos o una camisa escotada. Tenía que mostrarme todo el tiempo como un símbolo sexual”.

Sin embargo, después de leer la Biblia decidió cambiar su vida. Volvió a casarse y a ser madre y ahora pasa los días como ministra de su propia iglesia en Nueva York. “Me gustaría que la gente supiera que Dios puede perdonar, no importa cómo sea tu pasado. Mi pasado me hizo lo que soy hoy y Dios cambió mi vida completamente”, explicó.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.