¡Fuerte críticas! Exministra chavista le dio con todo al decreto del Arco Minero 

A- A A+
junio 15
/ 2016

La noche de este martes la Asamblea Nacional (AN) decidió, con mayoría de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), desconocer el decreto 2.248 para la explotación del Arco Minero del Orinoco. Ese poder público niega el convenio con empresas nacionales y extranjeras para proteger las reservas de aguas dulces en Orinoco, Tepuyes y el hábitat del pueblo indígena, y proclama que se tiene en plena vigencia las áreas protegidas de los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro.

La ministra de Ambiente en la época de Hugo Chávez no cree en el “ecosocialismo”. Ana Elisa Osorio tuvo este martes derecho de palabra ante la plenaria del Parlamento. Ahí pidió la discusión y nulidad del decreto que dicta la explotación del Arco Minero del Orinoco.

El 24 de febrero el presidente de la República, Nicolás Maduro, se reunió con representantes de 130 empresas nacionales e internacionales, donde vendió “las bondandes” del Arco Minero. En ese evento el mandatario firmó el decreto para la cuantificación y certificación de las reservas de la zona.

Ana Elisa Osorio aseguró que ese decreto es un ataque a la vida, un criminal desconocimiento a los pueblos indígenas y una violación a la esencia de la Constitución.

“No hay ninguna tecnología de la minería en gran escala que sea compatible con la preservación ambiental”, y enfatizó que en su época de ministra “se suspendió esa primera concesión”. Agregó que Chávez indicó, en su momento, que ese oro se queda debajo de la tierra, “por eso defiendo el legado”.

Por eso suscribe el recurso de nulidad introducido en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en la Sala Político Administrativa, para que se declare ilegal e inconstitucional el decreto. Este recurso fue avalado también por Freddy Gutiérrez, Cliver Alcalá Cordones, Héctor Navarro, Gustavo Márquez Marín, Juan García Viloria, Ramón Rosales Linares, César Romero, Luis Esteban Monsonyi, Santiago Arconada y Edgar Lander.

El autor de las normas electorales de la Constitución, doctor Alexander Luzardo, también se dirigió a los parlamentarios desde la tribuna de oradores de la Asamblea. Enfatizó que no es posible sustituir el rentismo petrolero por el rentismo minero, pues “se pierde la república y se destruye el territorio”. “¿Cómo se puede hablar de planificación estratégica cuando se piensa destruir la cuenca que da energía a Venezuela?”, preguntó. El 65% de las fuentes generadoras de electricidad se verían afectadas.

En Arco Minero comprende 112 mil kilómetros cuadrados (12% de territorio nacional).

“Chenobyl minero”

En el debate parlamentario el diputado, Héctor Rodríguez, (GPP-Bolívar) manifestó que dirigentes de la MUD buscan polemizar con el Arco Minero para ganar adeptos. En eso aseguró que la población no está pendiente de las elecciones a gobernadores sino de la crisis económica y dijo que a ambos factores políticos, les toca trabajar para resolver la coyuntura.

Por el insistente discurso oficialista sobre la defensa de la soberanía nacional el diputado, Américo De Grazia, (MUD-Bolívar) llamó “cínicos” a los integrantes de la bancada del Gran Polo Patriótico (GPP).

“Estamos hablando de un territorio más grande que Panamá. Estamos frente a un Chernovil minero”, exclamó el dirigente de la Causa R, pues afecta a los ríos Orinoco, Caroní, el parque Canaima y el hábitat indígena.

Citó entre otros los artículos constitucionales 52, 53 y 129 que ordenan al Estado garantizar la soberanía. “La Ley de Oro servirá para resarcir a la AN ante cualquier convenio que se quiera aprobar”, sin su consentimiento.

Son 100.000 millones de dólares que entrarán al país por la explotación minera, recordó De Grazia. Pero afincó que eso es una farsa porque los ingresos por concepto de petróleo son muchas más, y no se sacrifica la ecología nacional.

EP