Frankestein creado con franquicia de Fidel ; por Carlos Peñaloza

A- A A+
marzo 06
/ 2016

Los militares son los glóbulos blancos de las naciones. Su misión es la defensa del organismo social contra ataques de enemigos extranjeros o agentes locales de ideologías contrarias a los valores contenidos en la Constitución. Chávez aguijoneado por Fidel promovió desde la presidencia el crecimiento desmedido de la institución castrense invadiendo áreas ajenas a su competencia. El propósito oculto fue corromper a los altos mandos castrenses para que no interfirieran en los planes geopolíticos comunistas que desarrollaría con el Foro de Sao Paulo.

El proceso de corrupción se adelantó con órdenes ilegales recibidas desde la Habana creando una maraña de empresas que ha convertido a la FAN “B” en un Frankenstein armado y una amenaza existencial para el Estado. El ministro Padrino al cumplir instrucciones ilícitas de Maduro viola su juramento de defender la Constitución e incurre en un grave delito. El crecimiento excesivo de glóbulos blancos ocasiona leucemia. Esa grave enfermedad ocasionada por la invasión incontrolada de los militares en áreas fuera de su competencia corroe las entrañas de la patria y pudre las fibras éticas y morales de la FAN. Debemos tomar medidas enérgicas para detenerla.

La razón de ser de la organización castrense venezolana fue desvirtuada para acomodar los planes de los Castro. La FAN Bolivariana que es la FAN”B” chavista, tiene una orientación contraria al interés nacional. El giro dado a la razón de ser de la institución armada busca hacer al sector castrense un instrumento dócil de la dictadura cubana. La política para captar generales es el soborno encubierto. Para pervertirlos se les da control de las empresas expropiadas por el Estado, creando un Frankestein militar económico autónomo y sin contraloría. En estos cargos improductivos, hacen jugosos negocios turbios, con impunidad formando una mafia peor que la Cosa Nostra. Esta tenebrosa actividad los enriquece, manteniéndolos ocupados.

El control militar en la economía ha ido creciendo como lo muestra el plagio del holding militar cubano GAESA, el mayor emporio empresarial de Cuba. Esta empresa propiedad de Raúl Castro monopoliza las transacciones en dólares realizadas en la isla. Su factótum es el general Luis Alberto López-Calleja, su yerno. La reciente creación de CAMINPEG, copia fiel de GAESA, dirigida aqui por el general Padrino es un paso en esa dirección.

Chávez llegó al poder bajo la influencia del peronista argentino Norberto Ceresole. Para poner en práctica sus ideas, enmarcadas en la trilogía “Caudillo, Ejército, Pueblo”, necesitaba establecer una alianza cívico militar. La forma más rápida de lograrlo era corrompiendo a los militares comenzado por los centauros a quienes les había lavado el cerebro siendo cadetes en la Academia Militar. El primer paso fue designar al su guardaespaldas, el Tte. Alejandro Andrade Tesorero de la Nación. Luego empezó a nombrar oficiales de confianza a dirigir las áreas más sensibles de la economía. Algunos de los generales sobrantes fueron designados presidentes de empresas expropiadas. Los que no fueran de confianza fueron enviados a sus casas. Los disidentes debían ir a prisión o al exilio. Para disimular sus verdaderas intenciones, al tomar el poder designó presidente de PDVSA al Gen. Guaicaipuro Lameda Montero. Este prestigioso oficial, un año más antiguo, no había participado en el golpe del 4F, ni era parte del grupo que había catequizado. Su nombramiento iba a ser temporal.

Una vez aprobada la nueva constitución Chávez ordenó ejecutar el “Plan Bolívar” 2000. Al frente nombró al Comandante del Ejército Gen. Víctor Cruz Weffer. La corrupción hizo desaparecer como por arte de magia más de $150 millones. Ante el escándalo, a Chávez no le quedó más remedio que destituir al general y cambiarle el nombre al “Plan Bolívar” por “Plan Patria”. El cambio fue cosmético. El robo al erario público siguió creciendo aupado desde Miraflores y el descontento popular empezó a crecer. En el 2001 a fin de acumular fondos para desarrollar el proyecto continental castrista, creó el BANDES, tras la fachada de “Banco de Desarrollo”. En el 2002 colocó a Andrade presidente del Fondo Único Social (FUS) al cual convirtió en la caja chica del presidente.

El 11 de abril del 2002 el pueblo marchó masivamente hacia Miraflores. Ante el clamor callejero muchos oficiales se unieron a la insurrección popular que comenzó y duro 3 días. Chávez fue derrocado y detenido. La pugna por el poder entre generales y el patético régimen de Carmona, permitió abortar el movimiento. Al regresar Chávez simuló un acto de contrición prometiendo cambiar, pero su objetivo era ganar tiempo. Luego que se fortaleció en el poder gracias al revocatorio fraudulento del 2004, el precio del petróleo empezó a recuperarse y la chequera petrolera engordó. Este era el momento esperado por Fidel, Lula y el Foro de Sao Paulo para iniciar el desarrollo de su proyecto de apoderarse de Latino América. Luego de alcanzada esa meta, la siguiente etapa seria aliarse con los islámicos fundamentalistas para destruir a los EEUU. Este plan lo describo en detalle en mi libro “El Imperio de Fidel”.

Luego del revocatorio Chávez creó el Fondo de Desarrollo Endógeno (FONDEN) para financiar proyectos y misiones sociales en el país. La mayor parte del excedente petrolero permaneció en el exterior en el BANDES dedicado a financiar, sin permiso y sin control, actividades internacionales subversivas y campañas electorales de candidatos castristas en diversos países. En el 2007 nombra a Andrade presidente del BANDES al empezar al empezar a desarrollar su política de importación de alimentos y medicinas en detrimento de la producción nacional. Entretanto a los militares los sedujo aumentando el número de grados para generales y multiplicando por 10 los cargos existentes para esos rangos. Además les permitió enriquecerse con impunidad controlando la importación de alimentos y de medicinas y manejando empresas expropiadas. Los Castro sabían que los militares se corromperían. Su evidente pillaje los desprestigiaría, fortaleciendo el ala civil comunista hasta que llegara el momento de sacarlos de juego. Esta estrategia roja conocida como “la capucha contra la cachucha”, fue la forma de lograr el predominio de los civiles comunistas encapuchados sobre los militares con cachucha.

Mientras los jefes militares se ocupaban en llenar sus alforjas, la conquista de Latino América para crear el “Imperio de Fidel” avanzaba con los dólares represados en el exterior en BANDES. Los cientos de miles de millones de dólares robados, dilapidados en el extranjero por Chávez y Andrade representan más de la mitad de los recursos generados por el petróleo venezolano. El designio criminal de Castro se ha ido cumpliendo, mientras Venezuela se arruina. Entretanto los militares chavistas han estado apoderándose de las tajadas más apetitosas de la economía acumulando fortunas fabulosas dignas de las mil un noches.

El área de alimentos y medicinas donde se obtienen enormes ganancias fue su objetivo inicial. En esos negocios obtienen miles de millones en dólares preferenciales a 6,30 BsF. Luego compran alimentos y medicinas vencidas o a punto de vencerse exigiendo sobrefacturación a precios de mercado. Este delito deja en poder de los corruptos más de 50% de los dólares asignados. Este dinero mal habido luego es vendido en el mercado negro por más de mil BsF cada uno, obteniendo ganancias superiores a 17 mil por ciento. Este descomunal rendimiento es superior al del tráfico de cocaína. Pero la historia no termina allí. La mercancía importada por al llegar a Venezuela es distribuida en los supermercados con sobreprecios, sobre el precio CIF calculado con $ preferenciales de más del 300% en bolívares. De manera general este es el procedimiento macro de saqueo. Los detalles de un caso particular con números reales en el caso de las importaciones de alimentos lo expondré en mi próximo artículo. Es atroz que uno de los monstruos que destruyen a Venezuela sea el Frankestein uniformado creado por el galáctico. Tenemos que impedir que Maduro siga destruyendo a las FAN siguiendo las aviesas órdenes del dictador cubano. Chávez murió, pero su infame semilla sigue destruyendo a la institución armada.

DLA