Saltar al contenido

Exigen arresto domiciliario a cabecillas de peligrosa banda armada

18 abril, 2018

El Colegiado A de la Sala Penal Nacional del Poder Judicial de Perú ordenó el arresto domiciliario para los excabecillas de la banda armada Sendero Luminoso Osmán Morote y Margot Liendo mientras son procesados, junto a otros coacusados, por el atentado de Tarata, que dejó 25 muertos en 1992 en Lima.

El tribunal ordenó también el pago de una caución de 10.000 soles (3.000 dólares), a cada uno, en un plazo de cinco días para hacer efectiva su excarcelación, dado que ambos estaban recluidos en la cárcel de máxima seguridad de la Base Naval del Callao.

Morote y Liendo son procesados junto a otros exintegrantes de la cúpula de Sendero, como su fundador, Abimael Guzmán, por el atentado de Tarata, pero ya habían cumplido condenas previas por 25 años de cárcel por el delito de terrorismo, motivo por el cual sus abogados pedían su excarcelación.

La Sala Penal accedió a la prisión domiciliaria, después de que Morote y Liendo manifestaron en la audiencia que iniciaron una huelga de hambre para que el Poder Judicial les concediera la excarcelación.

El abogado de los excabecillas de Sendero, Alfredo Crespo, informó que ha presentado un recurso de nulidad a la prisión domiciliaria porque Morote y Liendo han cumplido sus sentencias y deben ser procesados en libertad con restricciones.