Esto es lo que pide la Asamblea Nacional ante la crisis de la salud

A- A A+
enero 26
/ 2016

El diputado Armando Armas indicó que el país está “frente a un genocidio silencioso” y sostuvo que no se necesita de un decreto económico para darle prioridad al sector salud.

La plenaria de la Asamblea Nacional (AN) discutió este martes la problemática del acceso a las medicinas y la crisis del sistema de salud en el país, e instó a declarar una “crisis humanitaria” en el país.

El diputado José Manuel Olivares dio la bienvenida a los sindicatos, enfermeras y organizaciones no gubernamentales asistentes. Mostrando su bata de médico, aseguró que “las diferencias políticas jamás pueden ir por encima de los intereses de los venezolanos”.

Se dirigió a los ciudadanos que hoy sufren por la falta de medicamentos: “La OMS tiene una lista de más de 100 medicamentos esenciales (…) Aquí hay 65% de inexistencia de medicamentos. Esta es la explicación de por qué hoy niños convulsionan, es la explicación de por qué hoy mueren venezolanos por falta de medicinas”.

Olivares llevó una lista de 12 venezolanos hospitalizados en el año 2015 que perdieron la vida por falta de medicinas.

“La verdad es que alguno de nuestros familiares sufre una enfermedad cardiovascular. Tenemos que sentarnos a esperar la voluntad de Dios a ver qué pasa.”

Desde 2002 han aumentado las muertes por cáncer en el país. 140 por cada 100.000 habitantes mueren por esta enfermedad en Venezuela, siendo el país de América Latina donde hay más muertos por esta causa.

“El cáncer no puede esperar por ningún gobierno, ni por ninguna divisa. Estas cifras se deben a que no hay medicinas, no hay quimioterapias. Hoy es el momento de tumbar ahora lo que fue una buena idea pero no funcionó: Barrio Adentro pasó de ser una buena idea a un lugar para realizar corrupción”.

El diputado señaló que no se han construido módulos desde hace 2 años y que Venezuela es el único país de Latinoamérica sin centro nacional radiológico y sin centro nacional de cáncer. Refirió que hay 1.500 niños con cáncer en lista de espera por ser atendidos.

Piden al gobierno que aparezcan las listas de las medicinas, que publiquen el boletín epidemiológico y decretar crisis sanitaria.

“Mi hijo murió”

Luego, intervino Richard Medina, padre de Ricardo Andrés Medina, un niño que falleció de un cáncer de pulmón el 14 de diciembre de 2015.

“Mi hijo murió y estoy como venezolano y como padre solicitando que dejen de politizar la salud, porque mi hijo de tres años nunca eligió a nadie. No tuvo la oportunidad por falta de un medicamento. Todos podemos padecer una enfermedad. Les ruego que tomen en serio lo que solicita el diputado Olivares”.

Medina afirmó que hoy en día hay personas que están luchando por sobrevivir y espera que con la muerte de su hijo se logre algo en el país. “Que yo pueda decir: mi hijo murió pero gracias a mi testimonio, Venezuela cambió. Que seamos una potencia en salud. Si la muerte de Ricardo András ayuda a que se consolide la unión, mi hijo será el prócer más pequeño de toda Venezuela”

“Mi mamá falleció”

Por su parte John Pérez, de 25 años, contó la historia de su madre Carmen Quiñonez, una de las pacientes hospitalizadas en el Universitario en noviembre de 2014.

“Mi mamá comenzó a sentir dolores en el estómago. La llevamos de emergencia a la UCV. Una vez que ingresó, necesitaba un líquido para un contraste. No lo tenían, entonces me decían que no lo podían hacer por falta de eso. Gracias a la doctora en una clínica privada conseguimos hacerlo. Le diagnosticaron aneurisma”, dijo.

Pérez aseguró que en ese momento se necesitaba una prótesis rectal y agregó que con 95% de riesgo se realizó la operación: “Pero la otra aneurisma que tenía (eran dos) se le reventó. El 24 de diciembre, todo cerrado. El 26 de diciembre, faltando 5 minutos para las 13 mi mamá falleció”.

En llanto, el joven de 25 años precisó que con la falta de medicinas está en juego la vida. “Tenemos que reflexionar y poner como prioridad la salud. Tenemos que ponerle pichón al tema de salud”.

“Genocidio silencioso”

El diputado Armando Armas indicó que el país está “frente a un genocidio silencioso” y sostuvo que no se necesita de un decreto económico para darle prioridad al sector salud.

“Sabemos que el virus zika puede producir el Guillain-Barré, aunque la ministra de salud dice que es el uso indebido de las medicinas. Dios le bendiga los riñones ministra porque quedan dos meses de diálisis en Venezuela. Aquí van a pagar ante la justicia los cómplices del genocidio silencioso”, dijo.

El diputado opositor Piero Maroun afirmó que ningún hospital del estado Monadas funciona y que el ambulatorio de Barrancas tiene 4 años esperando por su remodelación.

“El ambulatorio de La Morrocoya, en el municipio Yaracuy, no tiene médicos. Así están los centros de salud en Monagas. El hospital de Agua Sal tiene 8 años esperando su construcción. El hospital de Maturín colapsado porque todos los municipios corren al hospital central. Allá el problema no es hospitalario, sino que no hay agua y eso también afecta la salud. Esta Asamblea tiene que investigar todo lo que ha sucedido allá”.

Instancia “política”

El parlamentario oficialista Víctor Clark reconoció que no era experto en salud pero que tenía “la dicha” de ser hijo de una médico venezolana.

“Esta instancia es política. Mi respeto al diputado Olivares. Pero quiero traer unos elementos de fondo. Con los hechos particulares podemos solidarizarnos porque la vida es la vida. La vida no es un negocio sino un derecho fundamental”.

Clark indicó que el Instituto Internacional de Medicinas califica a Venezuela como el país que más consume medicamentos en América Latina y aclaró que el Estado ha hecho un esfuerzo para que la industria farmacéutica vaya más allá de ser un negocio.

EE