Esto es lo que no comparte Diego Arria de la visión de Capriles para el país (Detalles)

A- A A+
febrero 24
/ 2016

El diplomático venezolano Diego Arria no comparte la misma visión del gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, de un revocatorio contra Maduro.

De hecho, considera que si el excandidato presidencial “en realidad” quiere un cambio en Venezuela, revocar el mandato al mandatario “no es el paso que corresponde cuando enfrentamos y sufrimos un régimen tiránico, narco-millitarizado, fallido y cleptocrático”.

AQUÍ LO QUE CREE:
1.- ¿QUÉ PIENSA DE LAS PROPUESTAS DE CAPRILES?

‘Yo no estoy buscando un cargo, lo que quiero es el cambio de Venezuela’ declara Henrique Capriles, y anuncia que viajará por todo el país para promover el Revocatorio del mandato presidencial de Maduro. En realidad si lo que se quiere es el cambio de Venezuela el Revocatorio no es el paso que corresponde cuando enfrentamos y sufrimos un régimen tiránico, narco-millitarizado, fallido y cleptocrático.

2.- ¿NO ES SUFICIENTE UN REVOCATORIO?

Salir de Maduro sería una bendición nacional, pero debemos ser claros en destacar que esto no sería para nada suficiente pues equivale a un “quítate tu para ponerme yo”, ni tampoco responde a lo esperado por los venezolanos que le dieron a la UNIDAD el 6D un respaldo popular sin precedente para desalojar al régimen.

De lograrse el Revocatorio se podría poner fin al mandato de Maduro pero los poderes públicos seguirían al servicio no ya del gobierno sino del PSUV que los tiene secuestrados. Ya hemos visto a los extremos que está dispuesto a llegar el Tribunal Supremo de Justicia para hacer inviable un cambio al modelo político imperante causante de la pérdida de nuestras libertades, de nuestros derechos y responsable por el colapso de la economía y del desabastecimiento nacional.

3.- ¿QUÉ MEDIDA SE DEBE TOMAR ENTONCES?

Visto lo anterior es claro que la propuesta de Revocatorio presidencial responde fundamentalmente a una propuesta animada por una aspiración individual, que en adición aprovecha que el venezolano que hoy tiene el mayor respaldo popular, Leopoldo López está no solo preso, sino inhabilitado, y para que cesen ambas condiciones es indispensable renovar el TSJ. Y esto no se logra con el Revocatorio sino convocando una Asamblea Constituyente.

Esta iniciativa no sería un “Quítate tu para ponerme yo”, sino una convocatoria para refundar la República y rescatar nuestra Libertad… claro que mi visión como ciudadano independiente sigue siendo de carácter nacional, y no electoral.

SM