Este es el drama que acompaña a la madre de “El Buñuelo”

A- A A+
febrero 04
/ 2016

Doña Juana una humilde venezolana, residente del barrio La Ceiba de la parroquia San Agustín del sur y conocida por los vecinos del sector como “Juanita”, es tan solo uno de los miles de ejemplos de madres que día a día sufren la pérdida de hijos descarriados por las desigualdades sociales de este país.

He aquí la historia de Juana Gómez, la madre de uno de los delincuentes más buscados en Venezuela:

Juanita, quien cargó en su vientre de 5 hijos (4 varones y 1 hembra), bajaba todos los días las empinadas calles de esta barriada popular del centro de Caracas hasta el Bulevar Leonardo Ruiz Pineda, para vender buñuelos y poder llevar algo de dinero a su humilde casa.

Desde ese entonces la conocían en la localidad como “Juanita Buñuelo”, apodo que con afecto le decían sus clientes y vecinos.

Juanita quien ya había perdido a tres hijos varones por las malas juntas, la desorientación social y la ley del barrio, pese a sus diarios intentos de sacarlos adelante, sufrió en 2012 otro nuevo golpe.

Esta vez su única hija, quien era madre de dos niños pequeños, fue asesinada violentamente en la puerta de su casa. Según revelaron los medios, Idiobel Alzul Jiménez Gómez habría tenido una riña con una mujer, lo que le costó los dos disparos en la cabeza que la mataron.

Una vez más esta madre venezolana enterraría una parte de su vida junto a Idiobel, con la responsabilidad de criar a sus dos nietos.

Fue entonces cuando decide mudarse y cambiar de ambiente, pese a que nunca dejó sus raíces, Juanita Buñuelo se fue a vivir a Cúa junto a los pequeños, dejando en Caracas a su último hijo Claudio Diovani, alías “El Buñuelo” quien desde 2008 siguió los pasos de sus hermanos varones y juró vengarlos.

Fue así como el hijo menor de Juanita se inició en el oscuro mundo criminal y con apenas 18 años ya poseía un arma automática, dos homicidios y un largo futuro entre balas, pistolas y bandas.

SM