Este es el decreto de urgencia que emitió Henri Falcón

A- A A+
junio 02
/ 2016

El Gobernador del estado Lara, Henri Falcón, emitió un Decreto de Urgencia Presupuestaria y Financiera motivado por la difícil situación que atraviesa el país y que afecta a más de 34.000 trabajadores del ejecutivo regional. El anuncio lo efectuó este miércoles durante un encuentro sostenido con parte de su personal, en las instalaciones del Teatro Juares de Barquisimeto.

El Decreto Nº 08433 entró en vigencia a partir del 30 de mayo de 2016, según Gaceta Oficial Nº 21.431 la cual será publicada el día de hoy. El primer mandatario regional explicó que esta iniciativa, tiene como objetivo mejorar la economía de la entidad a través de la utilización de los recursos propios, debido a que aún no ha sido otorgado el presupuesto necesario para cubrir las diferencias salariales y de cestatickets, correspondientes a los recientes aumentos aprobados por el presidente, Nicolás Maduro.

Como se recordará, el Ejecutivo nacional decretó un primer aumento del salario mínimo en el mes de marzo, llevándolo a Bs. 11.577,81. Luego ajustó los cestatickets a Bs. 13.275,00, posteriormente el presidente hizo un segundo ajuste de salario mínimo y de los cestatickets en el mes de mayo, dejando el sueldo en Bs. 15.051,11 y el bono de alimentación en Bs. 18.585,00.

Antes estas medidas, Falcón explicó que estas decisiones afectan en gran medida a los gobiernos regionales y locales, porque inciden directamente en sus presupuestos iniciales.
“No es posible que el Ejecutivo nacional tome este tipo de decisiones sin otorgar los recursos necesarios para cubrir los incrementos. Y más aún, sin tomar en consideración que nuestros presupuestos son muy rígidos e inflexibles, ya que tienen fuentes de financiamiento ya determinadas prácticamente en un 98%, nos referimos al Situado Constitucional y al Fondo de Compensación Interterritorial”, dijo el gobernador.

Asimismo, detalló que el primer aumento generó una incidencia en el presupuesto de Bs. 1.440.229.932 y el segundo de Bs. 3.956.313.837,67, lo cual se traduce en déficit de Bs. 5.396.543.770,37 para la Gobernación de Lara.

Puntualizó que el déficit que se tenía proyectado para este año era de Bs.10.651.598.545,44. Dicho monto, agregado al déficit antes mencionado arroja un saldo total de Bs. 16.048.142.315,81.

Sin embargo, informó que recientemente recibió un crédito por Bs 1.842.643.075,00, el cual a su juicio no representa el soporte financiero requerido para cubrir el déficit. Aclaró que estos recursos le corresponden por ley al estado Lara ya que son producto de los excedentes fiscales obtenidos por el Ejecutivo nacional.

“En vista de que el Gobierno nacional no ha enviado los recursos, nos vemos en la obligación de reajustar nuestro presupuesto, para garantizar el bienestar de nuestros trabajadores. Ello implica que se deben revisar todos los presupuestos de los entes descentralizados, para buscar la economía y eliminar los gastos superfluos. Todo gasto innecesario debe ir dirigido a la urgencia. De allí emerge el decreto de urgencia financiera en el ámbito de la administración regional”, manifestó Falcón.

Recursos Disponibles

Con el segundo crédito otorgado en gaceta Nº 40.911 por Bs. 1.842.643.075,00 más el reajuste presupuestario, la Gobernación de Lara dispone de Bs. 2.736.504.464,29. Esta cantidad será distribuida en las siguientes áreas prioritarias: asignación al CLEL, Contraloría, vacaciones de educadores, sueldos de la administración central hasta el mes de octubre, cestaticket de la administración central hasta el mes de septiembre, vacaciones julio – octubre, sueldos de entes descentralizados hasta el mes de septiembre, cestaticket junio – septiembre, vacaciones de entes descentralizados junio – octubre, comida parque Bararida, comensales Fundasalud, Saina y Escupol, poliza de vehículos, bonos nocturnos y días feriados de los médicos, inversión en el Polideportivo del Oeste y reubicación de los afectados por fallas geológicas en la Avenida Uruguay (Talud Sur de Barquisimeto).

Entre otras medidas se encuentra la flexibilización de la jornada para personas mayores a 60 años y embarazadas. Igualmente, se le dará facilidad al trabajador para que acceda a los alimentos, en los días establecidos para la adquisición a precios regulados (según el terminal de la cédula de identidad).

EP