Este el funcionario del fujimorismo que cayó por lavado de dinero

A- A A+
mayo 19
/ 2016

Los portavoces fujimoristas critican el reportaje que reveló que la DEA investiga por lavado de dinero al congresista de Fuerza Popular Joaquín Ramírez. Mientras, la oposición asegura que la candidata presidencial Keiko Fujimori ha tardado en alejar de su entorno al secretario general de su partido. Ramírez ha dejado momentáneamente su cargo, al mismo tiempo que la Procuraduría Antidrogas ha pedido a la fiscalía que investigue al político y empresario inmobiliario.

Él da un paso al costado mientras tenga que enfrentar el proceso. Es una figura de licencia mientras duren las investigaciones”, informó la hija del expresidente Alberto Fujimori después de un mitin en Arequipa durante su séptimo día de actividades en el sur del país. Allí fue donde logró la menor cantidad de votos en la primera vuelta electoral del pasado 10 de abril —la segunda vuelta es el 5 de junio entre Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio—.

“No me voy a prestar para ser el instrumento con el que pretenden dañarte políticamente e impedir así que ganes las elecciones presidenciales. Quiero pedirte que me permitas dar un paso al costado mientras se esclarezcan esta serie de infamias”, expresa Ramírez en la carta que remitió a la líder del fujimorismo y que ella exhibió durante el anuncio.

La procuradora antidrogas Sonia Medina, quien en 2005 denunció los vínculos del narcotraficante Fernando Zevallos con el Gobierno de Fujimori, pidió el pasado martes a la fiscalía investigar al congresista Ramírez por lavado de activos provenientes de presuntos actos de tráfico ilícito de drogas, ocurridos desde los años noventa hasta la actualidad, según informó Ojo Público la noche del miércoles.

Medina basa su pedido en un reportaje difundido el pasado martes, sobre la investigación de la agencia antinarcóticos estadounidense a Miguel Arévalo, un capo de la droga peruano afincado en Miami, apodado Eteco, y que utiliza una red de empresarios latinoamericanos para sus operaciones. A Ramírez y a un pariente suyo, con propiedades y negocios en Florida, los ha alcanzado dicha investigación.

Patrimonio y negocios

La noche del domingo, Univision y el canal peruano América TV informaron de que un exagente peruano de la DEA entregó a la agencia estadounidense un audio en el que se escucha a Ramírez confiándole en una conversación informal —en Miami, en 2013— que lavó 15 millones de dólares de la campaña presidencial de 2011 de Keiko Fujimori. La DEA aclaró al día siguiente en un comunicado que la candidata no está bajo investigación, y cuando un diario peruano pidió a la entidad confirmar si el congresista lo está, la vocera Anne Judith Lambert respondió que la agencia nunca da nombres de las personas que están siendo investigadas.

Mientras tanto, la investigación fiscal por lavado de activos y desbalance patrimonial que empezó en 2014 contra Ramírez, ha cobrado fuelle. La fiscal Manuela Villar pidió en octubre de 2015 el levantamiento de la inmunidad parlamentaria al secretario general de Fuerza Popular, pero un juez denegó la solicitud en enero por un formulismo legal. Ante la imposibilidad de obtener declaraciones y pruebas sobre el patrimonio y los negocios de Joaquín Ramírez, Villar reorientó las pesquisas y amplió la investigación preliminar hacia Osías Ramírez —el hermano del principal investigado y congresista electo por Fuerza Popular—, y el tío de ambos, Fidel Ramírez, dueño y rector de la Universidad Alas Peruanas y de una empresa de aviación comercial registrada en Florida. La fiscal además ha incluido a la esposa de Fidel Ramírez y a una prima que es concejal en Lima y gerente de la misma universidad. Ahora debe presentar un nuevo pedido de retiro de la inmunidad.

Aunque la candidata Fujimori ha declarado que el aporte de Joaquín Ramírez a sus campañas “es económicamente muy poco”, él, su hermano y sus empresas han destinado 130.586 dólares desde 2011, en inmuebles, vehículos y dinero.

Tras la salida de Ramírez del principal cargo de Fuerza Popular, el empresario agroexportador y candidato a la primera vicepresidencia, José Chlimper, asumirá esa función.

EP