Estados Unidos habla sobre posible pena de muerte a ‘El Chapo’

A- A A+
mayo 21
/ 2016

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que concedió la extradición deJoaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, al gobierno de Estados Unidos. Informó también que las autoridades del país vecino otorgó las garantías suficientes de que no se aplicará la pena de muerte al capo mexicano.

“La SRE notifica que se concede la extradición internacional al Gobierno de los Estados Unidos de América de Joaquín Guzmán Loera”, indicó esta tarde en un comunicado.

La SRE dijo que esta información ya le fue notificada a Guzmán Loera, quien desde el pasado 7 de mayo se encuentra en el Centro Federal de Readaptación Social Número 9, ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua.

La dependencia detalló que se hicieron del conocimiento del capo los acuerdos por los cuales el gobierno de México concedió su extradición  al gobierno estadounidense para ser procesado ante la Corte Federal del Distrito Oeste de Texas, por los delitos de asociación delictuosa, contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio y lavado de dinero, y ante otra Corte del Sur de California, donde enfrenta el cargo de asociación por importar y poseer con la intención de distribuir cocaína.

Precisó que la decisión fue tomada “en virtud de que las solicitudes de extradición presentadas por el Gobierno estadounidense, cumplen con todos y cada uno de los requisitos previstos en elTratado de Extradición entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América”.

Además, especificó la SRE, también tomó en cuenta las consideraciones de hecho y de derecho señaladas por los Jueces Octavo y Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, quienes en días pasados opinaron a la Cancillería que la extradición es procedente.

La Cancillería informó también que el gobierno de Estados Unidos “proporcionó las garantías suficientes de que no se aplicará la pena de muerte al señor Guzmán Loera, en caso de ser extraditado y juzgado en ese país”.

La SRE agregó que Guzmán Loera cuenta con un juicio de Amparo para inconformarse en contra de estas resoluciones, de conformidad con lo establecido en la Ley de Extradición Internacional.

Finalmente, la Cancillería indicó que, una vez que dichos Acuerdos queden firmes y ejecutables, de conformidad con lo establecido en el artículo 34 de la Ley de la materia, será la Procuraduría General de la República (PGR), conforme a sus facultades y atribuciones, procederá en su caso a la entrega de “El Chapo” a las autoridades estadounidenses que sean designadas para tal efecto.

El 9 de mayo, un juez federal consideró procedente la extradición de Guzmán Loera mediante una opinión jurídica emitida con relación a una solicitud de una corte de Texas.

Otro juez federal avaló, el pasado 16 de mayo, la extradición del capo por el proceso que enfrenta ante una corte de California.

Mientras que la semana pasada, el juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México consideró procedente la extradición internacional de “El Chapo” en virtud de considerarse cumplidos los requisitos establecidos para este proceso entre EEUU y México.

El capo, que fuera el narcotraficante más buscado del mundo, fue detenido el 24 de febrero enMazatlán, Sinaloa, luego de haberse fugado por segunda vez de un penal de alta seguridad. El 11 de julio de 2015, Guzmán Loera se fugó del Centro Federal de Readaptación Social de El Altiplano, en el Estado de México, a través de un túnel. La primera vez, lo había hecho del Centro Federal de Readaptación Social de Puente Grande, en Jalisco.

“El Chapo” permaneció en El Altiplano, considerado un penal de “máxima seguridad”, desde el 8 de enero pasado, cuando fue recapturado en Los Mochis, sin embargo el pasado 7 de mayo fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 9, en Ciudad Juárez.

Aunque la versión oficial sobre su traslado fue debido a una estrategia de rotación de presos en el país, desde su cambio de prisión, las versiones respecto a su extradición a EEUU comenzaron a tomar fuerza.

José Refugio Rodríguez, abogado del capo, dijo en Milenio Televisión que ya anticipaban que la cancillería avalaría la entrega y que su cliente está “tranquilo” porque aún pueden acudir a la justicia.

“Él sabe y está consciente que la verdadera batalla contra la resolución de extradición se va a librar en un juicio de amparo”, señaló el abogado.

Rodríguez estimó que el juicio podría llevarse de entre uno y tres años.

Aunque sólo se presentaron dos procesos de extradición, Guzmán enfrenta acusaciones de siete fiscalías federales en Estados Unidos, incluidas las de Chicago, Nueva York, Miami y San Diego.

EEUU quiere sacarle información: expertos

Pablo Monzalvo Pérez, especialista en seguridad pública de la Universidad Iberoamericana, expuso que Estados Unidos insistió en la extradición de “El Chapo” para sacarle información al tratarse de uno de los capos más importantes del mundo por manejar tráfico de drogas en Europa, América Latina y en el mercado estadounidense.

“A Estados Unidos no le interesa tanto acabar con la delincuencia porque quién les daría la droga que tanto consumen, sino saber quiénes son los conductos y canales de comunicación, así como las autoridades que lo protegen”, aseguró.

Monzalvo Pérez consideró que el emblemático narcotraficante hablará para que le reduzcan la pena. “Así es la justicia norteamericana. Si declaras o confiesas, te bajan la pena. Aquí si confiesas, te sube”.

El problema, agregó, es que no se escape y “evidentemente las prisiones norteamericanas son más seguras”.

El internacionalista Jesús Gallegos Olvera, investigador del sistema político de Estados Unidos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recordó el contexto de elecciones en el país del norte y el referente de victoria que “El Chapo” simboliza contra el crimen organizado.

“[El Presidente] Barack Obama debe dejar un legado político y, en el caso de México, que se aplique una responsabilidad compartida en la aplicación y procuración de justicia. Otro aspecto que impacta está relacionado con el temor que tiene Estados Unidos sobre la falta de capacidad del Estado mexicano para atender las actividades criminales vinculadas al narcotráfico”, dijo.

Respecto a esto añadió que el sistema penal estadounidense ha mostrado “una alta eficacia” que el mexicano tiene mucho por atender.

Al aceptar la extradición, la Secretaría de Relaciones Exteriores está mostrando una “acción eficaz pragmática” que muestra un grado de debilidad en el marco de las relaciones bilaterales.

Del cielo a EEUU

“El Chapo” era un don nadie el mediodía del 19 de enero de 2001, cuando ascendió tres niveles metido en un carro de lavandería, cubierto por una sábana y un colchón, y cruzó el umbral del estacionamiento –o la puerta principal, como indicó otra versión– del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco. No tenía fama, prestigio ni fortuna.

Después del asesinato de Osama Bin Laden –en 2011–, líder de la organización terrorista Al Qaeda, “El Chapo” pasó a ocupar el puesto número uno en las listas de los hombres más buscados por las agencias internacionales de seguridad.

The Guardian, uno de los diarios más importantes del Reino Unido, estimó en un editorial que no había duda que Guzmán Loera ocupara tal sitio, por encima de personajes como Semion Mogilevich, jefe de la mafia rusa; Félicien Kabuga, uno de los responsables del genocidio en Ruanda o Matteo Messina Denaro, líder de la Cosa Nostra italiana.

Para ese entonces, la revista Forbes había calculado su fortuna en 2009 en más de 1,000 millones y lo había puesto en su lista tradicional de las personas más acaudaladas del planeta. Ahí permaneció año tras año hasta 2013 cuando la publicación dejó de incluirlo. La consideración de ese equipo editorial en la elaboración de la lista, son fortunas mayores a esa cantidad, por lo que se supondría que “El Chapo” ha perdido dinero en estos últimos años.

“Ningún criminal merece este título más que Guzmán Loera, por su poder nefasto y crueldad despiadada… Comparado con ‘El Chapo’, Al Capone parece un aficionado”, indicó en su momento, el presidente de la Comisión del Crimen, J.R. Davis.

En Chicago,  fue declarado como el enemigo público número uno, gracias a que la DEA tiene como línea de investigación que apunta a que “El Chapo” es dueño del 80 % del mercado de drogas EEUU, el cual tiene un valor de $3,000 millones al año. Pero además, a Chicago, el Cártel de Sinaloa la usa como ciudad base para transportar sustancias a Australia. En sus informes públicos, la agencia indica que hay un grupo encargado de realizar tal encargo en aviones privados.

Porque los laboratorios, los tiene en un sitio de Australia, así como en Jalisco, Sinaloa y Sonora, según la agencia estadounidense. En la transformación de sustancias es donde requiere de Asia. De China, India y Tailandia, importa los precursores que le llegan a los puertos del Pacífico en Sinaloa (pueden ser Los Cabos, Mazatlán o Altata) o en Guatemala.

EDNY