Esta es la estrategia de Arias Cárdenas para cubrir la escasez 

A- A A+
junio 21
/ 2016

Los clientes se asombran al conseguir en los anaqueles de los supermercados tradicionales del estado Zulia productos de primera necesidad sin una multitud demandándolos. Cuando se fijan en la marca y el precio del artículo conocen la respuesta de su duda. Se trata de rubros colombianos cuyo precio multiplica hasta por 10 los importes establecidos por la Superintendencia Nacional en Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE).

Elías Matta, diputado de la Asamblea Nacional, considera que el Gobierno regional permite el ingreso de los productos del vecino país para que exista cierta presencia en el mercado venezolano. Afirma no tener duda de que los productos importados de Colombia entran de manera ilegal y se trata de una “competencia desleal” por el alto diferencial de sus precios. “No pagan impuestos, no pagan aduana y no se nacionalizan”.

Se consiguen paquetes de harina de maíz precocida en mil 100 bolívares cuando su precio regulado es de 190 bolívares. Así también sucede con el azúcar y desodorante, cuyo importe asciende a mil bolívares, entre otros. Matta explica que esto se debe a que se utiliza el dólar libre. Insiste en que esta es una política específica de Francisco Arias Cárdenas, gobernador del estado, pues la región zuliana es la única que experimenta este fenómeno diferenciándose de otras provincias que comparten frontera con Colombia.

Arnaldo Arteaga, representante de ventas del canal mayorista de una importante cadena de alimentos del país, explica que para la distribución de los productos se requiere la validación de las autoridades venezolana y el permiso SPE, una patente con la que cuenta cualquier producto de producción nacional.

“Simplemente son productos que son trasladados hacia acá sin ninguna supervisión. En Maracaibo estamos muy cerca de la frontera y son productos que accede por allí de manera ilegal. Tiene que tener algún tipo de convenio bajo cuerda porque en las leyes no está”. Él mismo tiene dificultades para comprarlos con su salario.

alimentos colombianos

Por las trochas

Eliseo Fermín, diputado al Consejo Legislativo del estado Zulia, critica que exista la presencia de estos artículos mientras que la frontera de Paraguachón continúa cerrada por órdenes de Nicolás Maduro, presidente de la República, y por tanto el funcionamiento de las aduanas de ambas naciones.

Denuncia que los rubros entran al país a través de una trocha llamada La Cortica: “Al montarse en la troncal del Caribe vienen protegidos por efectivos militares y de la Policía regional hasta el Core 3, que son enviados a mercados de la ciudad. Si es mentira lo que estoy diciendo que me muestren el manifiesto de aduana venezolano y el colombiano”.

La práctica “vulnera las leyes de distribución en Venezuela”, indica, y precisa que productos alimenticios de primera necesidad venezolanos tienen precios regulados por la SUNDDE al mismo tiempo en el que se encuentran los mismos artículos extranjeros con importes que multiplican hasta por 10 lo establecido en la ley. “Eso es la legalización del contrabando en Venezuela”.

LV