Esta es la razón por la que el caimán atacó a un niño en Disney

A- A A+
junio 16
/ 2016

El pequeño de Nebraska atacado por un caimán al borde de un lago en un centro turístico de Disney World fue probablemente confundido con una presa en la hora de la noche en que los reptiles salen a buscar comida, dijeron expertos.

El niño de 2 años, quien estaba de vacaciones con su familia en el Grand Floridian Resort & Spa cerca del Magic Kingdom, estaba chapoteando cerca de la orilla de un lago artificial a eso de las 9:20 p.m. del martes cuando el caimán — que según los testigos el animal se lo llevó entre sus fauces.

El cuerpo del pequeño fue hallado el miércoles por la tarde, luego de una intensa “operación de búsqueda y rescate”.

Las autoridades seguían entrevistando a los familiares del niño y los testigos, pero dieron esta versión preliminar a The Associated Press: la familia de cinco estaba junto al lago cuando el niño fue atrapado por el caimán cuando chapoteaba a un pie o dos de la orilla en el Seven Seas Lagoon. Los carteles advertían que no se debía nadar, pero no hacían mención alguna de los caimanes. Después del ataque, el padre del niño trató de rescatar a su hijo, y, cuando no pudo, alertó a un salvavidas cercano.

“Lo peor que se puede hacer es meterse en el agua en cualquier lago o laguna en el estado de la Florida a las 9:20 de la noche, especialmente en los meses cálidos como éste”, dijo el biólogo Joe Wasilewski.

Durante los meses cálidos, los caimanes salen a buscar comida por la noche, dijo. Y, aunque los caimanes normalmente están concentrados en una zona particular durante la temporada seca, las lluvias récord de este invierno les han brindado abundantes canales y estanques para buscar comida.

Un caimán de siete pies de largo sería pequeño para atacar a un ser humano, dijo Wasilewski, quien se mostró sorprendido de que el animal no hubiera soltado al niño.

“Un caimán de aproximadamente dos metros de largo no tiene un tamaño que le permita hacer esto por lo general, pero un niño de dos años es un ser humano pequeño, y estar en el agua a esa hora es una invitación al desastre”, dijo.

Durante los esfuerzos de búsqueda, el director de la Comisión de la Flora y la Fauna de la Florida (FWC), Nick Wiley, dijo que empleados de la agencia capturaron cuatro caimanes, pero ninguno de ellos fue el que lanzó el ataque.

Más de 50 personas exploraron la laguna, junto a un rastreador de caimanes y dos unidades marítimas durante la noche y hasta horas de la mañana.

Al preguntarle si Disney estaba al tanto de que hubiera caimanes en la propiedad, la vocera Jacquee Wahaler dijo que había carteles de “No nadar”. Wahaler indicó que barcos de Disney estuvieron entre los primeros en iniciar la búsqueda. Wasilewski dijo que probablemente el centro turístico contaba con personal para manejar la población de caimanes y mantenerse al tanto de los mismos.

En Florida viven alrededor de un millón de caimanes en los 67 condados, según funcionarios estatales de flora y fauna. Los caimanes se alimentan de todo lo que encuentran, y prefieren presas que puedan someter fácilmente.

Típicamente, ellos nunca atacan fuera del agua, dijo Wasilewski, pero sí pueden atacar a pocos pies de la orilla. También pueden seguir pacientemente a una presa incauta, y sólo atacan cuando están lo bastante cerca para aferrarla con sus poderosas mandíbulas.

“Ellos no salen del agua para perseguir a su presa. Ellos son depredadores que típicamente emboscan a su presa”, dijo.

Los ataques de caimanes en la Florida son poco frecuentes, pero no desconocidos, y van y vienen con los años. Desde 1948, el estado ha registrado 383 ataques. Veintitrés fueron fatales, según los archivos de FWC. El año pasado, un buzo de 62 años murió en el Parque Estatal Blue Spring cerca de Orange City. Fue la primera muerte en el estado desde el 2007, cuando un hombre que huía de la policía saltó a una laguna de retención cerca del Centro de Convenciones Miccosukee y fue atacado por un caimán de dos metros y medio de largo.

La última vez que un niño pequeño fue atacado fue en el 2001 en el condado Polk, cuando Alexandria Murphy, de 2 años, se salió del patio cercado de su casa cerca del Lago Cannon. Un caimán  fue sacrificado, según archivos estatales.

En 1997, Adam Binford, de 3 años, murió tras salirse de un área limitada de natación en un parque condal cerca del Lago Ashby en el condado Volusia para recoger lirios acuáticos mientras paseaba a su perro. Un caimán atraído posiblemente por el perro, atacó al niño y lo arrastró al agua. Funcionarios de flora y fauna mataron a tiros al caimán, que seguía aferrado al cadáver del niño 20 horas más tarde.

A mediados de la década del 2000, el estado experimentó su peor serie de ataques letales: 12 personas murieron entre el 2001 y el 2007, de acuerdo con los archivos estatales.

John y Kim Aho, residentes de Minnesota que estaban visitando Disney con su hijo de 12 años, quedaron atónitos al enterarse de lo que le había ocurrido al niño.

“Hemos estado en Yellowstone y hemos encontrado osos pardos, pero esto es increíble”, dijo John Aho.

Kim Aho dijo que su hijo tiene cierta desconfianza de las aguas en el parque.

“El está un poco asustado con lo del caimán”, dijo.

El jefe de policía del Condado Orange Jerry Demings dijo que no ha habido reportes recientes de ataques de caimanes en el lago. No obstante, Wasilewski dijo que con la rápida expansión de Orlando, los funcionarios de flora y fauna tienen que estudiar el manejo de los mismos.

“Hace 50 años, esa área era silvestre, y 50 años no es nada para un animal que lleva cientos de millones de años en la tierra”, dijo. “Ellos pueden estar un día en los Everglades y detrás de su casa al día siguiente”.

ENH