Esta es la alternativa a la Carta Democrática que propone Argentina

A- A A+
junio 01
/ 2016

Argentina, que ostenta la presidencia rotatoria del Consejo, ha convocado una sesión extraordinaria para que los 34 embajadores consideren un proyecto de declaración que en la práctica es una vía alternativa y más conciliadora que la iniciada por Almagro.

“El Consejo Permanente declara su fraternal ofrecimiento a la hermana República Bolivariana de Venezuela a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve, mediante un dialogo abierto e incluyente con todos los actores políticos y sociales, a la búsqueda de soluciones frente a la difícil situación que atraviesa dicho país”, reza la breve declaración, publicada hoy en la web de la OEA.

Argentina convocó a última hora del lunes, algo muy inusual en la OEA, un Consejo extraordinario para este miércoles, adelantándose a Almagro, que había anunciado para esta semana la presentación de su informe sobre Venezuela y la decisión de si activaba o no la Carta Democrática.

Ante este paso de Argentina, Almagro publicó su informe a primera hora de hoy, de nuevo algo inusual, y activó la Carta Democrática, un paso sin precedentes que abre un proceso que puede llevar a la suspensión de Venezuela como miembro del ente.

“En realidad lo que sucedió es que el presidente del Consejo (el argentino Juan José Arcuri) pidió a Almagro el fin de semana que pospusiera la entrega de su informe porque se estaban haciendo gestiones para una declaración del Consejo buscando un llamado a la negociación”, explicó hoy a la prensa el portavoz de Almagro, Sergio Jellinek.

“Almagro respondió que si había un número relevante de países él posponía el informe, hasta el jueves era el pedido, pero no hubo contestación, a lo que el secretario general preguntó al presidente (del Consejo) y por tanto prosiguió el curso de su acción”, agregó.

Según informaron fuentes diplomáticas a Efe, Argentina y un grupo notable de países en la OEA están buscando una manera de actuar en el caso venezolano que sea más conciliadora que la activación de la Carta Democrática, proceso por el que ha apostado Almagro de manera personal pese a las reticencias de la mayoría de Estados miembros.

Como confirmó el portavoz de Almagro, la sesión de mañana y la declaración que promueve Argentina “no tienen absolutamente nada que ver” con el proceso iniciado por el secretario general, que no prevé asistir a la reunión “al no tener la lógica en la que él está ubicado”.

El punto clave de la declaración que promueve Argentina es que contempla “el acuerdo” del Gobierno venezolano como condición para cualquier gestión de la OEA, mientras que Almagro es el primer secretario general que activa la Carta Democrática a un Estado contra la voluntad de su Gobierno.

No obstante, Venezuela ya ha dejado claro en numerosas ocasiones que rechaza toda mediación de la OEA y, según explicaron fuentes diplomáticas a Efe, todo apunta a que también rechazará la propuesta de Argentina mañana.

La Carta Democrática es un recurso muy sensible no solo porque su última consecuencia es la suspensión de la OEA sino también porque hasta ahora siempre se ha aplicado por solicitud o al menos con autorización del Estado afectado, salvo en el golpe de Estado de Honduras de 2009 por no haber Gobierno legítimo en el poder.

EE