¿Er Conde se va del país? Vea lo que dijo

A- A A+
mayo 27
/ 2016

El comediante venezolano Benjamín Rausseo, mejor conocido como Er Conde Del Guacharo, afirmó que seguía trabajando en iniciativas en Venezuela porque cree en un país con muchas empresas, que trabajen con reglas claras y compromiso social.

En una entrevista en el programa “De nuevo en la mañana”, que conduce Luis Chataing en Onda, Rausseo habló sobre sus iniciativas “Alimentos DerConde” y los parques “CondeAventuras” y señaló que seguirá invirtiendo en Venezuela.

“No es fácil ser empresario en estos tiempos de crisis en un país que no tiene reglas claras. El Estado cometió un error al quererse convertir en empresario”, afirmó el humorista.

Para Rausseo, el Estado debe ser “pequeño y eficiente” y darle oportunidad a las empresas privadas, estableciendo impuestos y reglas. “Creo que un Estado con muchas empresas, con reglas claras y alto compromiso social. Yo estoy tratando de aportar algo en este país porque yo no me voy a ir de aquí. No me puedo ir del país que me dio todo, y si tengo que darlo todo por mi país, así será, y aquí me quedo”, manifestó.

“Sale más barato que se vayan los pocos malos, y nos dejen a nosotros arrancar de nuevo, resetear el país”, agregó.

Pidió a los políticos eliminar la reelección y afirmó que es necesario comenzar los cambios inmediatamente en el país. Señaló además que los empresarios no van a traer su dinero “que le costó producir” si en el país no hay confianza.

“Yo no estoy enchufado. Soy conectado, que es distinto”

Er Conde del Guacharo trabaja además en sus shows humorísticos y en una nueva película, llamada “Bachaqueros y furiosos”, ambientada en diversos espacios del país, especialmente en los Médanos de Coro.

“Trato de llevar humor en tiempos de crisis. Cuando la gente hace un esfuerzo de comprar una entrada, es para hacer catarsis y meterse en una burbuja en ese momento”, señaló.

Para Rausseo, el fenómeno del “bachaquerismo salvaje”, lejos de ser cómico, es una “guerra pueblo contra pueblo”, y propuso resolver los problemas de abastecimiento en el país con producción. “Quiero un país, no quiero ser más pueblo, llámenme ciudadano, con deberes y derechos”, dijo.

EC