¡Entérese! Vea por qué el TSJ dejó sin efectos actos legislativos del 10 y 31 de mayo

A- A A+
junio 16
/ 2016

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) suspendió los efectos de los actos parlamentarios de fechas 10 y 31 de mayo por considerar que la Asamblea Nacional usurpó funciones del Ejecutivo Nacional.

“Se observan indicios de los cuales pudiera desprenderse que el órgano legislativo ha asumido atribuciones que constitucionalmente son propias del Poder Ejecutivo, por lo que esta Sala, en ejercicio pleno de sus amplios poderes cautelares, y con el propósito de asegurar que los actos que hasta ahora han sido emanados desde la Asamblea Nacional y sus actos futuros no impliquen probables usurpaciones de funciones atribuidas al Ejecutivo Nacional, dicta medida cautelar, en ejercicio de su prudente arbitrio, razón por la que se suspenden los efectos de los actos parlamentarios de fechas 10 y 31 de mayo de 2016″”, señala la sentencia.

En específico, la Sala Constitucional ordenó dejar sin efecto los proyectos de acuerdo que rezan “Acuerdo exhortando al cumplimiento de la Constitución, y sobre la responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional, del Tribunal Supremo de Justicia y del Consejo Nacional Electoral para la preservación de la paz y ante el cambio democrático en Venezuela”, y el “Acuerdo que respalda el interés de la comunidad internacional acerca de G-7, OEA, Unasur, Mercosur y Vaticano en la crisis venezolana”.

Además, en la ponencia conjunta de la Sala Constitucional del TSJ se ordena al Parlamento, a su presidente Henry Ramos Allup y a la Junta Directiva y los diputados “abstenerse de pretender dirigir las relaciones exteriores de la República, y, en general, desplegar actuaciones que no estén abarcadas por las competencias que les corresponden conforme al ordenamiento jurídico vigente y que, por el contrario, constituyen competencias exclusivas y excluyentes de otras ramas del Poder Público; so pena de incurrir en las responsabilidades constitucionales a que haya lugar, todo ello con especial sujeción a las disposiciones previstas en los artículos 137 y 138 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, según los cuales “La Constitución y la ley definen las atribuciones de los órganos que ejercen el Poder Público, a las cuales deben sujetarse las actividades que realicen”, y “Toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos”.

La sentencia también ordena citar a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional ante la Sala Constitucional y remitir el expediente al Juzgado de Sustanciación, a los fines de continuar con la tramitación del recurso.

El pasado lunes, el TSJ declaró que la AN “usurpa funciones” atribuidas al Ejecutivo Nacional en asuntos de dirección de las relaciones internacionales.

TC