¡Entérese! Así será el proceso de validación de firmas

A- A A+
mayo 19
/ 2016

El miembro de la Junta Nacional Electoral del CNE, Carlos Quintero, informó este jueves los pasos a seguir para activar el Referéndum Revocatorio.

“La solicitud y aprobación de la apertura del procedimiento para la legitimación se cumplió y fue aprobado por el CNE el 26 de abril cuando se le entregó las planillas de forma oficial a la MUD para que fueran al siguiente paso que es la presentación en 30 días continuos de las manifestaciones de voluntad”, dijo.

En ese sentido, indicó que cumplido estos 30 días “vamos a tener la verificación de las planillas para validar la consistencia de los registros, según el instructivo que aprobó el CNE. Posteriormente deberíamos elaborar un informe de resultados que se debe presentar a la junta correspondiente y posteriormente al CNE para que haya una aprobación del informe”.

Tras esta fase, indicó que “habrá una notificación del CNE a la organización política para el proceso de verificación de la manifestación de voluntad que durará cinco días hábiles con el despliegue de la plataforma tecnológica en los 24 estados en las oficinas regionales”.

“Posterior a esta etapa viene un proceso técnico para la fase de constatación de la manifestación de voluntad por parte del Consejo y para eso tenemos 20 días hábiles”, aseveró al tiempo que agregó que “finalmente en esta etapa debe haber un reconocimiento del CNE de la legitimidad o no de la organización política solicitante”.

Resaltó que una vez que la MUD presentó las planillas se hizo un proceso de recepción y presentó un resumen de esta etapa:

– El 2 de mayo se recibieron 80 cajas contentivas de planillas originales y 71 cajas de planillas de copias

– El 3 de mayo entregaron nueve cajas contentivas de planillas faltantes para completar las 80 cajas de copias

– El 3 de mayo el CNE aprobó en mesas técnicas con la MUD y el Psuv unos criterios para contabilizar todas las planillas

– La actividad para verificar las 80 cajas duró cuatro días hábiles: en total se revisaron 2.002 sobres que tenían en promedio 100 planillas, eso nos da una contabilización de 200.197 planillas. De esas planillas se pudo determinar que hubo 10,7% de planillas incompletas

El director de informática del Poder Electoral explicó que para estas planillas se deben validar 7 campos: la entidad, el nombre y apellido del funcionario que se quiere revocar, el nombre y el apellido del elector, la cédula, que la firma no tenga tachaduras y la huella dactilar sea estampada según criterios técnicos.

Resaltó que habrá cinco validaciones con grupos de operadores diferentes en cada etapa, y después habrá una fase de auditoría para certificar que todo el proceso se realizó de manera correcta.

Validación 1: Entidad, cargo a revocar, nombre y apellido del ciudadano a revocar, C.I del elector, nombre y apellido de elector y firma.

Validación 2: Entidad, cargo a revocar, nombre y apellido del ciudadano a revocar, C.I del elector, y firma.

Validación 3: las coincidencias que hayan en la validación 1 y 2 con el Registro Electoral pasan directo a la 4 que es la de la huella.

Si las campos no coincidieron en la 1 y 2 pasan a esta etapa 3: que se verificará los datos con el RE y si coinciden en por lo menos un nombre y un apellido pasan a la siguiente.

Validación 4: aquí se debe determinar si lo estampado en la planilla es una huella o un manchón para ellos creamos un proceso aparte con varios dactiloscopista que dirán si es valida o no. Los criterios internacionales dicen que deben haber 12 puntos característicos.

Validación 5: contempla campos sensibles, entidad, nombre del cargo a revocar y nombre del ciudadano a revocar

Quintero acotó se contará con la participación de expertos dactilares y grafólogos en el proceso, al tiempo que anunció que el 31 de mayo su instancia presentará el informe al Consejo Nacional Electoral.

SM