¡Entérate! ¿Sabes realmente cómo combinar las frutas y el yogurt?

A- A A+
mayo 26
/ 2016

Algo que es muy común cuando intentamos comenzar a cuidarnos, es consumir fruta con yogurt como opción de desayuno o bien, como colación para matar ese antojito dulce. Pero, ¿Sabes realmente cómo combinar estos dos alimentos y por qué traen beneficios para tu salud?

Las frutas aportan una cantidad importante de vitaminas, antioxidantes y minerales, principalmente vitamina C. Además hidratan el organismo rápidamente, y ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo, gracias a la fibra que poseen, y a excepción de los frutos secos, las aceitunas, el aguacate y el coco, que aportan aceites beneficiosos para el organismo, el resto de las frutas no aportan grasas.

Por su parte, el yogurt provee al cuerpo de proteínas de alta calidad, calcio, vitaminas minerales, además existen yogurts que contienen microorganismos especiales, llamados probióticos, en los cuales las bacterias están presentes de manera activa, es decir, vivas, lo que brinda beneficios adicionales para un mejor sistema digestivo.

El efecto antioxidante y la fibra de las frutas, en combinación con los beneficios del yogurt, puede ayudarte a tener una microbiota más sana, con lo que ciertos padecimientos intestinales como la inflamación y el malestar digestivo disminuyen al regular el tránsito intestinal.

Cuida las raciones

Lo primero que debes tomar en cuenta es la cantidad de frutas que estarás consumiendo, recuerda que las frutas contienen azúcar y que aun cuando se trata de un alimento muy saludable, también es importante moderar el consumo de las mismas. La recomendación es consumir entre 3 y 4 piezas diarias, con lo que se pueden cubrir los requerimientos de vitaminas y minerales.

Sobre la selección de frutas, esto en realidad depende mucho más del gusto de cada persona, pero si quieres conocer un poco más sobre lo que cada fruta te aporta aquí te damos una breve guía:

Ricas en Vitamina C: Kiwis, frambuesas y todos los cítricos, los cuales te ayudarán a proteger los tejidos y las células.

Las fresas, plátanos y arándanos ayudan a mejorar la salud digestiva pues fungen como componente prebiótico. Los prebióticos son ingredientes no digeribles del alimento que estimulan el crecimiento de los probióticos. Es decir, la fruta estimula el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas de nuestro cuerpo (las cuales hemos llamado probióticos) que se encuentran en el yoghurt.

Y si buscas frutas ricas en fibra, las manzanas y las peras serán tus mejores aliados.

Y, ¿Los frutos secos? De acuerdo a un estudio llevado a cabo en la Escuela de Salud Pública de Harvard y publicado en la revista New England Journal of Medicine, el consumo diario de frutos secos de cáscara dura y el yoghurt tiene un mayor impacto en la pérdida de peso en comparación del consumo solamente de frutas y verduras, lo cual está relacionado con la sensación de saciedad debido al contenido de fibra.

Por último compartimos contigo algunos tips para consumir estos alimentos y disfrutar de sus beneficios desde hoy:

Los smoothies usando frutas enteras son una manera fácil de darle a tu cuerpo muchas de las vitaminas y nutrientes esenciales que necesita para estar sano. Para una súper carga de buenas cosas, trata de incluir también algunas verduras, su sabor se puede disimular con la dulzura de algunas frutas, como las fresas o los plátanos.

Come frutas con cáscara. A menudo, la piel es donde se encuentra la mayoría de los beneficios nutrimentales, así es que la próxima vez que pienses en pelar esa manzana, ¡piénsalo otra vez!

Reemplaza tu colación de siempre. Dale un poco de color a tu día con alguna opción emocionante de fruta para que te sientas satisfecha entre comidas. Intenta hacer una compota de frutas casera para comerla con un poco de yoghurt, o unas rodajas de plátano seco para un antojo más crujiente.

¡Viva la variedad! Como dice el viejo refrán: “la variedad es el condimento de la vida”, así es que vuelve las cosas un poco más emocionantes y mantén tus niveles de energía altos al experimentar con frutas inusuales preparadas de distintas formas, por ejemplo los lychees.

Todas estas razones nos recuerdan sobre la importancia de incluir el consumo de yogurt en nuestra dieta diaria. Además, ahora sabemos que al combinar este saludable alimento con fruta, cereales integrales o frutos secos podemos ayudar a mejorar nuestra salud digestiva. No olvides que acompañar la alimentación saludable por hábitos que beneficien la salud del cuerpo nos ayudará a sentirnos más cómodos en nuestras actividades diarias, y si ya estás listo para dar un paso más acepta el Reto e incluye yogurt a diario en tu dieta acompañado de una alimentación correcta, 2 litros de agua simple al día y ejercicio para ayudarte a mejorar tu salud digestiva reduciendo la frecuencia de malestares digestivos menores como la sensación de inflamación, ruidos intestinales, malestar y gases. Y lo mejor es que cualquier sabor te funciona, ya que todos contienen el exclusivo probiótico Actiregularis.

D10