¡En riesgo! Conozca cuántas firmas peligran por verificación del CNE

A- A A+
mayo 20
/ 2016

Roberto Picón y Juan Carlos Caldera, técnicos de la oposición que participan en la verificación, denunciaron las firmas recogidas por la Mesa de la Unidad Democrática hace tres semanas corren peligros por las exigencias en cuanto al estado del elector a donde vota, la tinta donde se estampó la huella y datos pocos claros en la panilla.

Caldera explicó al diario El Nacional que unas 100.000 firmas podrían ser invalidadas por diferencias en los datos colocados en el estado del elector. A ellas se les sumarían las 400.000 que podrían ser desestimadas por los expertos de dactiloscopia, cuando las comparen con las rúbricas de las cédulas de identidad.

Otras 300.000 podrían ser descartadas por la falta de claridad en los datos de nombre o cédula colocados por los electores en sus planillas, aseguró Caldera.

Vicente Bello, experto electoral ante el CNE, acusó a las rectoras del Poder Electoral de “buscar artilugios” para dilatar o entorpecer la activación del revocatorio, que en su opinión debería celebrarse “a más tardar” entre octubre y noviembre.

La oposición consignó el dos de mayo 1,8 millones de firmas que asegura haber recabado en calles y plazas del país para impulsar la consulta.

“Las señoras del CNE están buscando artilugios para anular firmas y ver si Maduro -o por un milagro- no haya referendo revocatorio”, aseguró Bello este viernes, en declaraciones al Circuito Éxitos.

Explicó que las exigencias del CNE en el proceso de validación de firmas “no proceden” porque –manifestó- fueron recogidas en la calle de manera espontánea. Dijo que lo establecido en la ley es la convocatoria de electores para activar con poco más de 195.000 firmas el referendo revocatorio.

“En lo legal, no es necesario, lo que procede es lo establecido que es convocar a los ciudadanos”, aseguró.

-Firmas revisadas por grafólogos-

Carlos Quintero, rector incorporado del CNE, explicó en la víspera que las firmas se verificarán durante cinco etapas, en la que participarán expertos en dactiloscopia y grafólogos.

Explicó que los motivos que llevan a desestimar una firma por su huella son, de acuerdo con Quintero, que tenga exceso de tinta o que haya sido remarcada.

Al presentar los cronogramas para procesar las firmas equivalentes al 1% del padrón electoral para iniciar el camino al revocatorio, Quintero dijo que se verificará el estado donde elector estampó su rúbrica y se verificará su nombre y apellido.

Caldera advirtió que las cinco nuevas etapas de verificación son innecesarias y solo buscan retrasar injustificadamente el proceso.

Según El Nacional, el instructivo que aprobó el CNE para verificar las firmas contiene pasos que no aparecen en las normas para la promoción y solicitud de revocatorios: alarga a 30 días la verificación, mientras que en las normas son solo 5 días.

EE