¡En jaque! Así está Michel Temer por ola de filtraciones comprometedoras

A- A A+
mayo 27
/ 2016

Un alud de filtraciones de grabaciones comprometedoras puso este jueves contra las cuerdas a varios dirigentes del partido liderado por el presidente interino de Brasil, Michel Temer, en cuyas conversaciones abordan formas de detener las investigaciones contra la corrupción.

Las grabaciones comenzaron a ser publicadas por la prensa el lunes, y ese mismo día le costaron el cargo al ministro de Planificación, Romero Jucá, pero las filtraciones prosiguieron toda la semana y llegaron a su auge este sábado con la divulgación de horas y horas de conversaciones.

Las conversaciones al parecer fueron grabadas y filtradas por el exsenador Sergio Machado, expresidente de Transpetro, una subsidiaria de la estatal Petrobras. Machado es uno de los acusados de los millonarios desvíos en la petrolera estatal y llegó a un acuerdo con la Justicia para denunciar a sus cómplices a cambio de la reducción de sus condenas.

En las diferentes grabaciones, divulgadas a cuenta gotas, Machado conversa con varios de sus correligionarios en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), entre los cuales están el exmandatario brasileño José Sarney y el presidente del Senado, Renán Calheiros.

En las conversaciones los dirigentes del ahora partido oficialista conversan sobre iniciativas que pueden frenar las investigaciones sobre las corruptelas en la petrolera estatal Petrobras, de la que fueron desviados cerca de 2.000 millones de dólares en los últimos diez años.

El mayor escándalo de corrupción en los últimos años en Brasil ya ha mandado a la cárcel a decenas de ejecutivos de importantes empresas constructoras y tiene bajo su mira a más de un centenar de políticos, incluyendo a los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, ambos del PMDB.

El PMDB, la mayor fuerza política de Brasil y liderada por el ahora presidente interino del país, es uno de los partidos con más dirigentes salpicados por el escándalo.

La primera de las filtraciones, divulgada el lunes, obligó al ministro de Planificación, Romero Jucá, quien ejerce como presidente interino del PMDB, a renunciar en la que fue la primera crisis del nuevo Gobierno desde que Temer asumió la Presidencia el 12 de mayo para sustituir a Dilma Rousseff, suspendida del cargo mientras el Senado la somete a un juicio político destituyente.

Machado, que al parecer ya estaba recogiendo pruebas que lo respaldaran en su acuerdo de delación con la Fiscalía, conversa con sus interlocutores sobre iniciativas que puedan ayudarlo a escapar de las acusaciones en su contra y a detener las investigaciones.

 

EFE/Ntn24