¡El último grito de auxilio! AN solicitó a la OEA activar la Carta Democrática

A- A A+
mayo 19
/ 2016

El presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, diputado Luis Florido, se reunió este jueves con el secretario general de Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, para entregar formalmente un informe, solicitado hace unas semanas por la OEA, sobre la situación en Venezuela, para que de esta manera la OEA active mecanismos internacionales a Nicolás Maduro.

El informe firmado por la directiva del parlamento venezolano argumenta la grave vulneración a la democracia y al Estado de Derecho, la crisis institucional, humanitaria, los presos políticos y las violaciones a los derechos humanos que está viviendo el pueblo de Venezuela y piden a la OEA que aplique el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana que contempla lo siguiente:

“En caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente (…). El Consejo Permanente, según la situación, podrá disponer la realización de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática. Si las gestiones diplomáticas resultaren infructuosas o si la urgencia del caso lo aconsejare, el Consejo Permanente convocará de inmediato un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para que ésta adopte las decisiones que estime apropiadas, incluyendo gestiones diplomáticas, conforme a la Carta de la Organización, el derecho internacional y las disposiciones de la presente Carta Democrática. Durante el proceso se realizarán las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática”, explicó Florido.

Florido indicó que el documento entregado a Almagro reconoce a la Carta Democrática en su artículo 3, el cual indica que el “respeto a los derechos humanos, y a las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al Estado de Derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas y la separación e independencia de los poderes públicos”.

El presidente de la Comisión de Política Exterior, declaró que frente al bloqueo del Estado de Derecho en el país por parte del Ejecutivo se hace obligatoria la aplicación de la Carta Democrática para dar soluciones que permitan una salida democrática a la crisis. “Es nuestro deber como venezolanos, diputados y patriotas defender la democracia y la institucionalidad, por eso hoy empleamos instrumentos jurídicos nacionales e internacionales como la Carta la de la OEA por la paz que el pueblo de Venezuela se merece”, dijo.

Florido también se amparó en los artículos 23 y 31 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que brindan respaldo a las acciones internacionales que está emprendiendo la Asamblea Nacional en defensa de los venezolanos. “El artículo 23 está referido a que los tratados, pactos y convenciones relativos a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno, en la medida en que contengan normas sobre su goce y ejercicio más favorables a las establecidas por esta Constitución y en las leyes de la República, y son de aplicación inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público. El artículo 31 reza que toda persona tiene derecho, en los términos establecidos por los tratados, pactos y convenciones sobre derechos humanos ratificados por la República, a dirigir peticiones o quejas ante los órganos internacionales creados para tales fines, con el objeto de solicitar el amparo a sus derechos humanos. El Estado adoptará, conforme a procedimientos establecidos en esta Constitución y la ley, las medidas que sean necesarias para dar cumplimiento a las decisiones emanadas de los órganos internacionales previstos en este artículo”.

El parlamentario hizo un llamado urgente a la solidaridad de todos los pueblos de América Latina y el mundo para que “alcen su voz para que se restituya el hilo constitucional en el país. Sin el apoyo de las instancias competentes de la Organización de Estados Americanos no será posible afrontar estos problemas debido a que el Gobierno de Maduro ha actuado de manera inconstitucional y antidemocrática de tal manera que el orden democrático del país ha sido socavado y gravemente disminuido, la comunidad internacional debe actuar antes de que sea demasiado tarde y evitar que se agrave la crisis humanitaria en materia de salud y alimentos, así como el aumento exponencial de la violencia y la conflictividad que vive nuestro país”, finalizó.

LP