El San Valentín del siglo XXI

A- A A+
febrero 14
/ 2016

Hace unos años nadie habría creído que era posible conocer gente de manera gratuita y sin salir de la casa. Sin duda el impacto sobre el crecimiento de la tecnología a diario parece que le ha resuelto la vida amorosa a muchos. Hoy en día todos conocemos a alguna pareja que se ha formado gracias a un sitio en Internet o a través de las redes sociales, con las que usualmente interactúan leyendo comentarios y viendo fotos de los post que publican los contactos.

A eso se suma la posibilidad de conocer gente desde las aplicaciones móviles, con solo descargar un servicio en el dispositivo. Es decir que nunca estuvo más al alcance de la mano conocer a un completo desconocido sin moverse un milímetro de la comodidad de tu hogar.

La interacción social nunca había tenido tantas herramientas a disposición. Los usuarios se olvidan así del “incomodo” momento de presentarles a los miembros de la familia a quien pudiese ser tu pareja. Hoy en día hay varias aplicaciones que te permitirán conocer personas de acuerdo a tus gustos e intereses sin necesidad de extraños intermediarios.

Personas con esta tecnología

Hay un estudio que recoge datos acerca de los usuarios norteamericanos, como referencia para ver el cambio de visión y de práctica que supone ligar a través de estas herramientas. Dice que los datos muestran que el número de personas que han accedido a tener una cita con alguien y que han conocido por Internet ha aumentado un 66 porciento en los últimos ocho años. Un dato notable comparado con el 43 porciento que lo había hecho en 2005.

Si bien es cierto, las aplicaciones y servicios de citas no son las únicas herramientas para conocer gente en el ámbito amoroso. Al menos15 porciento que utiliza redes sociales como: Facebook, Twitter, Instagram y SnapChat, afirma haber recibido invitaciones para citas. Todo ello teniendo en cuenta que cada vez más personas hacen públicas informaciones acerca de sus relaciones en estos mismos medios. Lo que ha propiciado a su vez, que casi el 50 porciento (con edades comprendidas entre los 18 y los 29 años) espíen las vidas de sus ex en estas redes sociales.

Lo que dicen los expertos

Algunos estudios realizados por expertos en la materia comentan que las citas en Internet parecen seguir presentes cada día. Problemas como tergiversar la información de los perfiles es algo de lo que se queja casi el 60 % de los usuarios que utilizan estas herramientas de Internet. Incluso algún porcentaje ha llegado a afirmar que han tenido alguna cita que los ha hecho sentir incómodos.

Las más usadas

Badoo

Badoo era simplemente una red social fundada en 2006, pero luego migró del sitio web a una aplicación digital para los smartphone. Esta herramienta es gratuita y funciona del mismo modo que su versión web. El objetivo es conocer gente nueva por medio de Internet. Como ocurre con cualquier otra red social, puedes ver las fotos cargadas por otras personas, pero la idea central de esta aplicación es descubrir a desconocidos, más que compartir cosas con aquellas personas con las que ya se tiene algún vínculo en la vida real. Badoo permite ajustar la búsqueda de contactos por medio del GPS, escogiendo las características pretendidas, como también la ciudad de residencia de las personas por conocer. Se puede dejar mensajes y calificar con puntos las fotos de los favoritos.

Tinder

Para ser uso de Tinder, es necesario iniciar sesión mediante una cuenta de Facebook o Instagram. De allí la aplicación tomará información tal como el nombre del usuario, edad, foto de perfil y aquellas páginas de Facebook que el usuario marcó con un “me gusta”. Esos datos le permiten a Tinder armar un perfil personal visible para los demás usuarios de la aplicación. Una vez creado tu perfil, podrás ver fotos de personas que también usan Tinder y que se encuentran geográficamente cerca, además de poseer gustos similares. Para aceptar a un contacto, debes deslizar su foto hacia la derecha y para rechazarlo hacia la izquierda. Nadie se enterará sobre estas elecciones, salvo que dos personas se elijan mutuamente y a partir de allí, se abre un chat para que conversen entre sí. En cuanto a la privacidad, Tinder no publica en Facebook ninguna acción que realices con la aplicación.

Skout

Es una red social que dispone tanto de aplicación para navegadores web de escritorio como aplicaciones para dispositivos móviles, con el único fin de ponernos en contacto con otras personas a lo largo del mundo, según establezcamos.

Grindr

Grindr es un servicio de citas especialmente diseñado para que los chicos conozcan a otros chicos. Está destinada al público gay y se ha vuelto popular. Hoy es considerada una de las mayores redes sociales homosexuales. Presenta un mosaico con fotos de hombres que la usan y que se ubican en la misma zona geográfica del usuario. Por medio de las fotos, se accede a los perfiles. El registro no se realiza por medio de ninguna otra red social, probablemente con el fin de proteger la privacidad de los usuarios.

Brenda

Es un servicio como Grindr pero para chicas. Orientada al mercado homosexual lésbico. Permite que las mujeres se conozcan entre sí. Pero su repercusión no ha sido muy grande por el momento. Esto quizá tenga que ver con que no posee un gran trabajo gráfico como el resto de otras aplicaciones. El registro no se hace mediante otra red social. Usuarios se han quejado de que los perfiles ofrecidos no se ven reales. Con la duda puesta en su veracidad, la aplicación no ha logrado una gran popularidad ni un buen número de usuarios. Para buscar chicas radicadas en otros países, es necesario contar con la categoría premium, que es paga.

LV