El Revocatorio va ; Por Ismael García

A- A A+
abril 14
/ 2016

La Mesa de la Unidad Democrática ha planteado el Referéndum Revocatorio al mandato del Presidente Nicolás Maduro, como una de las alternativas legales y menos traumática que restituya el hilo constitucional hoy secuestrado por este gobierno nefasto, que no le ha dado la gana de interpretar la voluntad de cambio de la gran mayoría del pueblo venezolano expresado el 6 de diciembre pasado. Estamos convencidos que con el poder de la Constitución Nacional, la voluntad y los votos del pueblo, podremos activar el cambio tan urgente en el país en todos los ámbitos de la vida nacional.

Vamos a revocar la violencia, el hambre, la inseguridad, la desidia, la corrupción, la muerte de venezolanos por falta de medicinas, la escasez, el desabastecimiento, las colas y todas las humillaciones a las que nos ha sometido Nicolás Maduro, en su intento fallido e irresponsable de conducir al país como que si se tratase de un microbús o un carro por puesto. Estamos actuando en el marco de la legalidad y de cara al país; pues bien, el artículo 72 de la Constitución dicta que “transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor del veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción, podrá solicitar la convocatoria de un referéndum para revocar su mandato, por tanto esta solicitud ha debido ser acogida por el Consejo Nacional Electoral en términos de normalidad y no como se ha venido comportando su presidenta, Tibisay Lucena, como una militante más del PSUV, quien todos los días pone trabas y añade requisitos pendejos para darle largas a un asunto que es impostergable.

No obstante, el deber ser es que una vez que el CNE reciba la solicitud de los ciudadanos, partidos políticos o grupos de la sociedad civil, proceda a realizar los trámites para verificar si existe voluntad por parte del pueblo para convocar un referéndum revocatorio. Según la data del 6 de diciembre de 2015, deben manifestarse como mínimo 3,9 millones de ciudadanos para que se logre este proceso, y yo me atrevería a decir, que hoy esa cifra la duplicamos porque este pueblo se cansó de las mentiras, del chantaje, de las burlas y de la crisis que significa Nicolás Maduro en el poder.

En este país sobra la voluntad de miles de venezolanos que quieren dejar plasmada su firma y su huella como una contribución al cambio histórico que hoy el país reclama. Se trata de una cruzada para transformar el rumbo del país, sin golpes de Estado ni intervencionismo militar, sino desde el marco constitucional, debemos propiciar un cambio político, económico y social que nos fortalezca como nación.

Llegó la hora de impulsar ese cambio y es, en lo inmediato porque este pueblo no aguanta más desatinos e improvisaciones de un modelo político fracasado y obsceno que nos ha llevado a la peor crisis jamás vivida. Así que por más obstáculos que nos pongan este gobierno y los poderes arrodillados al poder de Miraflores, el referéndum va porque es una potestad del pueblo venezolano que está por encima de cualquier interés mezquino y demagogo. Así que yo emplazo a las autoridades del Consejo Nacional Electoral a mostrar al país la planilla que servirá para que millones de venezolanos estampen su huella y su firma para salir de este gobierno corrupto y tramposo. Con caradurismos ni mentiras van a revertir el caudal de votos para sacar a Maduro del gobierno por la vía constitucional.

Ya desde la unidad democrática, hemos consignado cuatro cartas solicitando la activación del referéndum revocatorio, hemos cumplido con todos los requisitos y exigimos planilla y respuesta ya. Las planillas se las llevaremos como nos digan, en papel milimetrado, en papel cuadriculado, de una raya o dos, pero la verdad y la justicia están de nuestro lado y así lo haremos valer.

Más temprano que tarde revocaremos a Maduro y a su gobierno corrupto, hampón y mentiroso para dar paso al cambio y a la reconciliación nacional, hoy dos prioridades de sobre vivencia en nuestro país.

Ismael garcía

Diputado a la Asamblea Nacional

PJ-Unidad Democrática

@ismaelprogreso