Ministro alemán llama “absurdas” las acusaciones de esconder terroristas en el país

El ministro alemán de Interior, Thomas de Maiziere, calificó hoy de “absurda” la acusación del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, según la cual Alemania oculta a terroristas kurdos.

Según De Maiziere, lo que persigue Erdogan con ese tipo de afirmaciones es generar solidaridad también en aquellas personas que son críticas ante la reforma constitucional que aumentará sus competencias y que será sometida a referéndum a mediados de abril.

“Esa afirmación se agrega a otra serie de afirmaciones también absurdas y sin ninguna base real, que tienen como única meta poner a Turquía en un papel de víctima para generar solidaridad entre gente que tal vez tenga una actitud crítica ante el referendo”, dijo el ministro alemán.

De Maziere también se refirió a una presunta lista con 4.000 terroristas que se ocultan en Alemania y que Erdogan le habría entregado a la canciller Angela Merkel, según se ha afirmado desde Ankara.

“Esa lista no existe”, zanjó el ministro, en una conferencia de prensa y en respuesta a una pregunta en esa dirección.

“Lo que si es verdad, es que en los últimos años se han abierto en Alemania 4.000 procesos relacionados con el terrorismo en Turquía”, añadió.

El ministro recordó además que el Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) está considerado como una organización terrorista en Alemania y que está prohibido el uso de sus símbolos así como actividades dirigidas a su financiación.

“Naturalmente agradecemos toda información que se pueda usar ante los tribunales”, señaló.

De Maziere hizo esas declaraciones al término de la última reunión en esta legislatura de la Conferencia Alemana sobre el Islam, un foro de diálogo permanente entre su Gobierno, representantes de los estados federados y las organizaciones musulmanas en el país.

El ministro admitió que en esa ocasión las deliberación habían quedado marcadas por la situación de las relaciones con Turquía que han sufrido una crisis en torno al referendo constitucional y a las discusiones sobre la participación de políticos turcos en actos de campaña en Alemania.

De Maiziere admitió que el personalmente no simpatiza con los actos de campaña de políticos extranjeros en Alemania pero agregó que no se plantean prohibiciones en términos generales, siempre y cuando se respeten determinados límites.

Para De Maiziere, una de las líneas rojas es la importación a Alemania de conflictos internos en Turquía que afecten la convivencia en el país.

“No permitiremos que los conflictos internos turcos se trasladen a Alemania y perturbe la convivencia da la gente que vive entre nosotros”, dijo.

De Maziere también expresó su preocupación por las acusaciones que hay en contra de la organización musulmana Ditib que está bajo sospecha de haber realizado actividades de espionaje para las autoridades turcas en Alemania.

“Las acusaciones son preocupantes y si se confirman se trata de algo inaceptable”, dijo.

De Maiziere recordó que Ditib ha sido hasta ahora un interlocutor importante para el Estado alemán y que para que esto siga siendo así necesita mostrar su independencia frente a Ankara.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.