El invierno llego en la séptima temporada de Game of Thrones

La séptima temporada de Juego de Tronos ha llegado a su fin. Después de siete episodios excesivamente acelerados y muchos momentos épicos (además de algunos fallos), la conclusión ha sido justo la que esperábamos, abriendo paso al desenlace final de la serie.

El último episodio de la temporada nos dio todo lo que prometía, o mejor dicho, lo que esperábamos ver. Vimos la primera reunión de los “reyes” (o más bien, reinas) que quedan en Westeros. Vimos la confirmación final de la mayor revelación de la serie, el nombre legítimo de Jon Snow, vimos al ejército de la muerte viajando al Sur después de una secuencia brutal... y vimos a una tía con su sobrino hacer el amor después de que, por alguna razón, veníamos deseando que sucediera durante toda la temporada. Sí, ya se que ellos no saben que son familia, pero nosotros sí.

En una temporada llena de tropezones por culpa de su acelerado paso, el último episodio cumplió con las expectativas. Todas las tramas se cerraron y tomaron un nuevo rumbo, y solo queda esperar la batalla del ejército de la muerte contra Westeros, el bien contra el mal. El “juego de tronos” ha entrado en pausa* (*ciertas condiciones aplican), es hora de pelear la batalla que realmente importa.

Para bien o para mal la temporada 7 de Game of Thrones ha llegado a su fin, fue corta pero cerro muchas tramas, sin embargo, nos dejo muchas otras cosas sin responder. Eso si lo peor del final de temporada es que tendremos que esperar hasta el 2019 para por fin ver como concluye. ¿Daenerys quedara embarazada?, ¿Cersei es la reina loca?, ¿Quién ganara la pelea de los vivos y los muertos?, ¿Jon… Aegon Targaryen asumirá su papel de rey?, ¿Como afrontará Dany estas revelaciones?.

Muchas preguntas y muy pocas respuestas…

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.