El dramático relato de un venezolano durante el terremoto en Ecuador

A- A A+
abril 18
/ 2016

Esto es lo más feo que me ha pasado. Yo creía que me iba a morir”. Fue lo primero que Juan Perdomo, un zuliano que vive en Ecuador, dijo a La Verdad a través de una comunicación por Whatsapp.

Aún está asustado e impresionado de cómo se movía todo el sábado a las 6.58 de la noche (hora de Ecuador) cuando un terremoto de 7,8 de magnitud azotó la zona costera ecuatoriana, donde reside desde hace un año.

Perdomo, de 43 años, vive en la provincia de Esmeraldas, que colinda con Manabí donde se registró el epicentro del sismo que ya deja 246 muertos.

“Estabamos en la sala (él y un grupo de amigos) y cuando empezamos a sentir el temblor salimos pa’ la calle, y uno no podía estar en pie”, relata el marabino, cuya familia reside en El Samán, municipio San Francisco.

“Al lado hay un estadio y empezó a caerse todas las torres de alumbrado. La gente en la calle gritaba, y no paraba de temblar. Yo pensaba que se iba a rajar la tierra. Es una verga tan arrecha que lo que único que hacía era rezarle a Dios para que se parara la tierra”.

Ni Perdomo ni el grupo de amigos resultaron heridos, pero la casa en la que viven si registró daños. Una parte se cayó y el resto de las paredes se agretieron. “Se cayeron unas cuantas paredes aquí en la casa. Esto fue feísimo, algo indescriptible”, insistió el hombre que labora en Ecuador con una contratista petrolera que le trabaja a Petroecuador en la refinería Esmeraldas y de poliductos.

Esmeraldas es una de las provincias que está declarada bajo estado de emergencia junto Manabí, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos y Santa Elena. Hasta ayer en la noche la ciudad estaba sin electricidad.

Perdomo no durmió en su casa por miedo a las replicas tras el terremoto, que provocó el derrumbe de edificios en el sector donde reside. El susto aún no lo pasa y quiere regresar a Venezuela, a su jefe lo llamó tras el sismo y le dijo: “Cuando pueda me da la plata que me debe, yo me regreso a Venezuela”.

FRASE:

“Esto es lo más feo que me ha pasado. Yo creía que me iba a morir. La gente en la calle gritaba, y no paraba de temblar. Yo pensaba que se iba a rajar la tierra”.

Juan Perdomo

Zulianos en Ecuador

LV