¡El chiste se cuenta solo! Vea lo que dice Rodrigo Cabezas sobre la economía

A- A A+
abril 19
/ 2016

El dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y exministro de Finanzas Rodrigo Cabezas aseguró que el Gobierno nacional confía en que los malos pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) no se cumplirán y que la inflación “sea mucho menor” de la estimada.

Cabezas, vicepresidente de la Comisión de Asuntos Internacionales y miembro de la Dirección Nacional del PSUV, presentó hoy en Madrid una jornada de solidaridad con la Revolución Bolivariana, que se celebra en varias capitales europeas, entre ellos Madrid, con el objetivo de denunciar las “injerencias” de Estados Unidos en el país.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó para 2016 en Venezuela la continuación de la “recesión profunda” que actualmente vive Venezuela, con una contracción del producto interior bruto (PIB) del 8 %, y una tasa de inflación prevista del 500% en 2016.

El exministro consideró el incremento de la inflación venezolana como “preocupante”, pero confía en que la evolución sea “mucho mejor” que vaticinada por el FMI.

Para combatir el “colapso” que sufre la economía venezolana, el Ejecutivo implementó “un decreto de emergencia económica”, y una serie de medidas para mejorar la productividad y la exportación, con el objetivo de romper la “altísima dependencia” del petróleo.

Entre otras medidas, el Gobierno venezolano ha creado un Consejo Nacional de Economía Productiva (CNEP), con presencia del sector privado, y ha implementado una nueva política cambiaria, para mejorar su competitividad.

Cabezas, que también es economista y profesor de la Cátedra de Economía Venezolana, cree que la solución pasa por una “mayor y mejor” integración de las economías Latinoamericanas, y la creación de herramientas internacionales, como un Fondo Latinoamericano de Reservas.

La solución a los problemas de América Latina se encuentra, a su juicio, en el proyecto de integración latinoamericana que han levantado los Gobiernos de izquierda en distintos países, y que es “muy superior a cualquier proyecto de dependencia y subordinación” que plantean los partidos de derecha.

En este sentido, recordó la igualdad y pobreza que provocaron estas formaciones en los programas de ajuste económicos que implementaron en la década de los 80.

LV