¡Efectivo! Dile adiós a la acidez estomacal con solo dos ingredientes

A- A A+
junio 24
/ 2016

Muy pocas son las personas que en algún momento de sus vidas no hayan experimentado un malestar persistente en la boca del estómago. Para algunos es solo un corto episodio, para otros la enfermedad les acompañará a lo largo de su existencia. Pero la mayoría, aprenderán controlarla, realizando cambios en su estilo de vida, desde ingesta adecuada de alimentos, realización de ejercicios hasta la eliminación del estrés.

La gastritis se conoce como la inflamación de la mucosa gástrica, esta delgada capa de células que reviste el estómago por dentro y sirve de protección contra la acidez de los jugos gástricos. Con frecuencia, el término gastritis es utilizado como sinónimo de dispepsia — dolor o molestias en el abdomen superior, síntomas de quemazón, presión o plenitud, relacionados muchas veces, aunque no siempre, con las comidas.

La gastritis limita la calidad de vida de las personas, ya que impide disfrutar de muchos de los alimentos. Se le recomienda a los pacientes llevar una dieta rica en frutas, vegetales, carnes magras, de preferencia cocinadas con pocos condimentos, para evitar la irritación de la mucosa estomacal.

Sin embargo, el efecto de la correcta alimentación debe ser reforzado con el tratamiento natural: ¡Qué pasada! hoy te propone un remedio muy eficaz destinado a proteger las paredes del estómago, basado en las propiedades del Aloe Vera.

Un compuesto llamado mucílagos, contenido en Aloe Vera, ayuda a combatir las úlceras, la acidez y la gastritis. Su función es recubrir y proteger la mucosa gástrica.

Aloe Vera y Miel

Para preparar el remedio a base de Aloe Vera

NECESITARÁS:

1 taza de agua
1 trozo del gel de Aloe Vera, ya reposado y limpio
1 cucharada de miel de abejas

PREPARACIÓN Y MODO DE USO:

1. Elimina el yodo del Aloe Vera: para ello, corta una hoja en la noche, déjala sumergida en agua hasta la mañana, para que suelte un líquido rojo. Luego, saca la hoja del agua y extrae el gel de Aloe.

2. Mezcla todos los ingredientes en una licuadora y toma el remedio mientras esté fresco. Puedes tomarlo 3 veces al día, preferiblemente antes de las comidas.

Llevando una dieta balanceada y evitando los alimentos no recomendados para los pacientes con gastritis y úlceras, el efecto del tratamiento será visible ya en 2 o 3 semanas.

Comparte esta importante información con tus amigos y allegados.

EEB