Saltar al contenido

Drogadictos obligaban a perrita a parir una cría tras otra y así terminó todo

25 mayo, 2019

La perrita era tratada como una máquina productora de cachorros. De la fundación de rescatistas dicen: “Esta familia está a salvo ahora, y bajo nuestro cuidado. El rescate tomó semanas, pero tuvimos éxito en acabar con la pesadilla que estos perros vivían todos los días”.

Un rancho en Texas, Estados Unidos fue el lugar donde ocurrió un episodio de maltrato animal completamente monstruoso. Un grupo de drogadictos desesperados, tan distanciados de la realidad de la que decidieron alejarse consumiendo estupefacientes, había ideado un plan macabro para conseguir los recursos que necesitaban para palear sus adicciones.

Los abusos a los que fue sometida la perrita Ethel ¡Abominables!

Lo más miserable de esta historia, es que estas personas ni siquiera se valían de sus propias manos para procurarse lo que buscaban. Envés de conseguir un trabajo o algún tipo de negocio, abusaban de una perrita.

Llamada Ethel, la pequeña mestiza era obligada a quedar preñada y dar a luz a sus camadas de perritos. Una después de otra.

La perrita era mantenida con pesadas cadenas sobre su cuello y cuerpo. Los vecinos oían con frecuencia sus aullidos y quejidos. Alertaron en varias ocasiones a las autoridades, quienes acudieron pero se toparon con una triste realidad: las condiciones de la perrita no parecían ser tan malas como para justificar una intervención y rescate.

Un día, hubo un breve momento que permitió a nuestro equipo moverse y rescatar a Ethel y su camada más reciente de cachorros. Las fotos muestran a Ethel y a sus cachorros en el momento del rescate. Esta familia está a salvo ahora, y bajo nuestro cuidado. El rescate tomó semanas, pero tuvimos éxito en acabar con la pesadilla que estos perros vivían todos los días. –Stacey Silverstein, fundadora de Rescue Dogs Rock NYC.

Una vez en manos de los rescatistas, la perrita y sus cachorros (porque estaba con cachorros, los que serían vendidos más temprano que tarde) fueron puestos bajo cuidado médico y dieta de engorde. Apenas estén más sanos, se comenzara el proceso de buscarles hogar.

Eso sí, tendrán mucho cuidado de que su nuevo dueño se preocupe de darles todo el cuidado y la preocupación que sus dueños anteriores les negaron.

Fuente: Upsocl