Donación de Messi es tomada como un insulto histórico en Egipto

A- A A+
marzo 31
/ 2016

El futbolista argentino Lionel Messi causó una polémica en Egipto por un gesto de buena voluntad que pronto se convirtió en una ofensa contra los egipcios: donar un par de sus botines de fútbol para que fueran subastados.

La polémica inició cuando el jugador argentino donó un par de sus guayos usados durante una entrevista en el canal de televisión privado MBC Masr para que estas fueran subastadas.

La presentadora Mona El-Sharkawy, sentada frente al futbolista sosteniendo los botines rojo con blanco, le explicó a la audiencia que esa es una de las cosas que hace Messi en todo el mundo: donar cosas para la caridad.

“Él nos donó estos botines para hacer una subasta. Messi, muchas, muchas gracias”, dijo El-Sharkawy en su programa de televisión.

Pero pronto el hecho se volvió ofensivo para los egipcios.

“Nunca habíamos sido tan humillados durante los siete mil años de historia de nuestra civilización”, dijo Said Hasasin, un controvertido parlamentario y presentador de televisión durante su programa dominical.

“Te golpearé con estos zapatos, Messi”, dijo Hasasin mientras sostenía sus propios zapatos en la mano y bromeaba diciendo que los donaría a Argentina.

La controversia se centra en el significado de los zapatos para la cultura árabe.

Considerados como uno de los artículos más bajos, pues los zapatos literalmente tocan el suelo, muchos egipcios creen que son objetos sucios e inapropiados.

Llamar a alguien “gazma”, palabra árabe que significa zapato, es un gran insulto. Y si por ejemplo un familiar mayor alcanza a ver las plantas de tus pies, en caso de que los tengas arriba, podrías estar en problemas.

Incluso el portavoz de la Asociación de Fútbol de Egipto Azmy Megahed intervino en la polémica diciendo que “los pobres de egipto no necesitan” a Messi.

“Estoy confundido. Si él intentaba humillarnos, entonces mejor se hubiera puesto esos zapatos en la cabeza y en la cabeza de las personas que lo apoyan”, dijo Megahed. “Dona esos zapatos en tu país. Argentina está llena de pobreza”.

En la cultura egipcia, si alguien deja un zapato volcado hacia la izquierda en una puerta es un gran desaire. Si entras con zapatos a la casa de una persona, es una desgracia.

Si, como pasa en casi todas las novelas egipcias, alguien levanta sus zapatos como si quisiera golpear a otra persona, es mucho peor todavía.

Dos palabras comunes para referirse a los pies son simplemente consideradas como las más fuertes ofensas en el Medio Oriente.

En defensa de Messi

La afrenta fue tan grande que la presentadora Mona El-Sharkawy tuvo que defender su programa públicamente este lunes, argumentando que las donaciones no necesariamente serían destinadas a los pobres de Egipto.

“Messi ni siquiera mencionó Egipto y no dije que las donaciones iban para Egipto”, dijo la presentadora en lo que pareció un intento por retirar el escándalo. “Estoy muy sorprendida de que la gente nos acuse de cosas que nosotros no dijimos”.

Pero no todo fueron críticas para el ‘villano’ jugador de 28 años. El exfutbolista y entrenador egipcio Ahmed ‘Mido’ Hossam salió en su defensa en redes sociales.

“Lo más preciado que tiene un escritor es su pluma y lo más preciado para un futbolista son sus zapatos”, escribió ‘Mido’ en Twitter. “Espero que acabemos con las falsas acusaciones”.

CNN