Director venezolano aprovechó visita a Cannes para comprar pasta dental

A- A A+
mayo 17
/ 2016

El director de “Hands of Stone”, el venezolano Jonathan Jakubowicz, invitó este martes en Cannes a los cineastas de América Latina a salir de estereotipos negativos para evitar ser blanco de estigmatizaciones de políticos como Donald Trump.

“La gente se queja de lo que dice Trump de los mexicanos, pero en realidad [el aspirante republicano a la presidencia de EEUU] está describiendo lo que se ha visto sobre los personajes latinos en las películas de Hollywood en los últimos 30 años”, dijo Jakubowicz, que presentó en el festival de la ciudad de la Costa Azul un filme sobre la máxima gloria del boxeo panameño, Roberto “Mano de Piedra” Durán.

Durante su campaña de las primarias republicanas, Trump calificó a los inmigrantes mexicanos clandestinos de violadores y narcotraficantes, pero “él no creó el estereotipo, el estereotipo ha venido gestándose por décadas” en el cine, opinó el realizador en entrevista con la AFP.

El cineasta que se mudó a Los Ángeles luego de su éxito de taquilla “Secuestro express” (2005), cuenta que recibía guiones únicamente sobre narcotraficantes. “Me di cuenta de que sólo existen proyectos sobre esos temas” por lo que empecé a buscar a una figura positiva latinoamericana y “encontré” a Roberto Durán, “un personaje extremadamente conmovedor”.

– Un ‘grano de arena’ –

La cinta, protagonizada por Robert de Niro, recorre la vida del panameño Roberto Durán, conocido también como “El Cholo”, desde su humilde infancia en el barrio popular El Chorrillo, en la capital panameña, hasta convertirse en uno de los boxeadores más grandes de todos los tiempos.

“La película pone un grano de arena importante para cambiar esa tendencia” negativa, estimó Jakubowicz. “Creo que nosotros debemos ser los que contemos nuestras historias, porque nadie más lo va a hacer por nosotros”.

El equipo del filme, integrado además por el venezolano Edgar Ramírez como el boxeador (“Carlos”, “La noche más oscura”), la cubana Ana de Armas, el salsero panameño Rubén Blades y el estadounidense Usher, recorrió el lunes por la noche la alfombra roja de Cannes al ritmo de salsa.

“Escuchar salsa en la alfombra roja de Cannes es algo que va más allá de la película, es algo que nos identifica a todos y que puede llegar a inspirar a generaciones de latinoamericanos a contar nuestras historias”, dijo Jakubowicz, quien vivió este momento como algo “muy especial”.

El filme fue ovacionado en su proyección, fuera de competición en el mítico Grand Théâtre Lumière, en el Palacio de Festivales de Cannes, a la que asistió el púgil panameño, ahora retirado.

Tras la proyección, el público de la sala gritó el nombre de Durán, que lloró de emoción y se abrazó a De Niro, que en la película encarna al mítico entrenador de boxeo estadounidense Ray Arcel.

– En Cannes ‘comprando pasta de dientes’ –

Jakubowicz se refirió también a la situación en Venezuela, que está viviendo “una verdadera crisis humanitaria”.

“En estos momentos en Venezuela no hay comida ni productos básicos”, denunció Jakubowicz. “Parte de mi familia vive allá y estoy en Cannes teniendo que comprar pasta de dientes para que la lleven al país, porque allá no se encuentra”, contó.

Venezuela atraviesa una severa crisis que se refleja, entre otros, en una escasez de dos tercios de los productos básicos tradicionalmente importados, y que se agravó con el desplome de los precios del crudo, generador del 96% de sus divisas.

“Pienso que es inevitable que ocurra un cambio en Venezuela, pero todos queremos que el cambio sea democrático (…) no hay nada peor que una transición violenta”, estimó el director, quien dijo tener fe en que la situación mejore.

LP