Descubren la galaxia más lejana en el universo

A- A A+
marzo 03
/ 2016

Los astrónomos anunciaron el descubrimiento de la galaxia más lejana, una verdadera fábrica de estrellas, de cuando el universo apenas tenía unos 400 millones de años.

Mediante el empleo de una técnica distinta —que había suscitado cierto escepticismo-, un equipo de astrónomos arrojó luz sobre un período en la evolución del universo que se suponía imposible de observar con la tecnología actual. Los expertos emplearon el Telescopio Espacial Hubble y hallaron una señal de longitud de onda de una galaxia extremadamente brillante a 13.400 millones de años luz, según un estudio publicado el jueves por Astrophysical Journal. El margen de error es de hasta 5 millones de años luz más o menos.

El descubrimiento supera todos los récords de tiempo y espacio y puede ser el límite de alcance de toda observación durante años, hasta que se lance un nuevo telescopio espacial más avanzado, dijo el equipo de astrónomos.

Con esa señal de luz, los astrónomos pudieron producir una fotografía semiborrosa de dicha galaxia. Parece oscura y amorfa, aunque en realidad despide una luz azul brillante, pero la luz ha viajado tanto tiempo a través de tal distancia que ha variado hacia el extremo del espectro solar a rojo oscuro. La galaxia es una incubadora de estrellas diez veces más activa que nuestra Vía Láctea, dijo Gabriel Brammer, coautor del estudio y astrónomo en el Instituto Científico del Telescopio Espacial.

“Crea estrellas frenéticamente”, comentó. “Estamos acercándonos cada vez más al momento en que suponemos que se formaron las primeras estrellas. No hay una distancia temporal muy grande entre esta galaxia y la Explosión Primordial”.

Si pudiésemos retrotraernos en el tiempo para acercarnos a la nueva galaxia (nombrada GN-z11), veríamos “estrellas jóvenes azules y realmente brillantes”, y a nuestro alrededor “objetos de apariencia muy caótica” que son galaxias en formación, acotó el coautor Garth Illingworth, de la Universidad de California en Santa Cruz.

Los astrónomos miden la distancia de los objetos calculando la tasa de variación de la luz de azul a rojo del espectro electromagnético, que los astrónomos llaman desplazamiento al rojo o “redshift”. La lejana galaxia descubierta tiene un redshift de 11.1. La más lejana detectada antes era de 8.68, a unos 580 millones de años de la Explosión Primordial. El nuevo descubrimiento supera todos los esfuerzos de grupos competidores de astrónomos que buscaban un redshift de 9, dijo el autor central del estudio, Pascal Oesch, de Yale.

Un astrónomo competidor, Richard Ellis, en el Observatorio Meridional Europeo, que tenía el récord anterior, manifestó escepticismo. Dijo que las señales de luz empleadas por los equipos de Oesch eran más difíciles de interpretar. Y agregó que para que GN-z11 fuese tan visible, tendría que ser tres veces más brillante que las galaxias típicas.

 

 

ENH