¡Derrotada! El senado lo hizo, Rousseff pasa a juicio

A- A A+
abril 18
/ 2016

En la Cámara de Diputados de Brasil 367 de sus integrantes votaron a favor de darle curso al juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, por lo que ahora le toca el turno al Senado, donde por mayoría simple se tendrá que decidir si el proceso sigue adelante y se nombra una comisión especial que estudiará el caso. En caso de que eso se produzca la presidenta se separará del cargo por 180 días, y asumirá el cargo el actual vicepresidente Michel Temer. 137 legisladores votaron en contra, 7 se abstuvieron y dos no asistieron.

La presidenta Rousseff tendrá que comparecer ante esa comisión del Senada, la cual presentará un informe a la plenaria del cuerpo para decidir si la presidenta es culpable o no. Dicha decisión requiere el voto de las dos terceras partes de la Cámara, lo que significa que tendría que votar contra la jefa del Estado 54 de los 81 miembros del Senado.

1

Quieren condenar a una inocente y salvar a los corruptos”, ha declarado la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, al diario La Folha de Sao Paulo horas antes de que los diputados de la Cámara Baja decidan su futuro político.

En la mañana de este domingo la Cámara de Diputados brasileña empezará el juicio político a la jefa de Estado. Y paradójicamente la mayoría de los encargados de juzgarla están siendo investigados por delitos económicos.

“Es posible que Dilma haya cavado su propia tumba al no cumplir sus promesas, pero está limpia en un reino político sucio de excrementos de arriba abajo”, dijo Mario Sergio Conti, columnista de ‘Folha de São Paulo’ citado por The New York Times.

“Ella no robó, pero una banda de ladrones la está juzgando a ella”, apostilló. El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, en un discurso de apoyo a Rousseff aseveró que si el vicepresidente Michel Temer aspira a sustituir a la mandataria, “debe presentarse a las elecciones en 2018 y no dar un golpe”.

‘The New York Times’ analizó la situación política en Brasil y llegó a la conclusión de que la presidenta es acusada por legisladores que enfrentan sus propios escándalos.

Rousseff es un caso extraño entre las principales figuras políticas del país, ya que no ha sido acusada de robar para lucrarse.

Al contrario, las acusaciones vertidas sobre Rousseff aseguran que utilizó dinero de los grandes bancos públicos para cubrir brechas presupuestarias, dañando la credibilidad económica de Brasil. Mientras tanto, según Transparência Brasil, el 53% de los integrantes de la Cámara de Diputados están siendo investigados.

Y son ellos quienes juzgarán este domingo si progresa o no el proceso político contra Dilma Rousseff. En el Senado, asciende a un 55% el número de políticos que deben responder a investigaciones por lavado de activos, sobornosy corrupción.

“El golpe no pasa”: seguidores de Rousseff se manifestaron en las calles de todo Brasil

Con el comienzo de la discusión en la Cámara de Diputados para aprobar el ‘impeachment’ contra Rousseff este viernes, decenas de miles de personas coparon las avenidas y rutas brasileñas para expresar su rechazo al proceso. “Esto es un anticipo de lo que va a ocurrir el domingo”, advirtieron.

TC