Denuncian aumento “sostenido” de represión política en Cuba

A- A A+
enero 04
/ 2016

La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció hoy que la represión política aumentó en Cuba de manera sostenida a lo largo de 2015 y registró en diciembre 930 detenciones por motivos políticos, la tercera cifra más alta de ese año.

El último informe mensual de la CCDHRN sobre represión en la isla, publicado este lunes, recuerda que en enero de 2015 reportó 178 casos de arrestos por motivos políticos que llegaron hasta el entorno de 1.000 a finales del año recién concluido.

La CCDHRN cita expresamente el caso de cinco exprisioneros políticos incluidos en una lista de 53 liberados como parte del acuerdo de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, que fueron internados en cárceles de alta seguridad en la segunda mitad del 2015.

Se trata de Vladimir Morera Bacallao, Wilfredo Parada Milian, Jorge Ramírez Calderón, Carlos Manuel Figueroa y Aracelio Ribeaux Noa, quienes según la CCDHRN fueron nuevamente encarcelados mediante procesos “amañados y sin las debidas garantías procesales”.

Pero en particular la Comisión considera “muy preocupante” la situación de Vladimir Morera Bacallao, quien mantiene una huelga de hambre desde el 9 de octubre pasado en reclamo de su excarcelación.

El informe de la organización liderada por el disidente Elizardo Sánchez señala que en contra de las “notorias expectativas alentadas” por el anuncio del deshielo diplomático entre Cuba y EE.UU., aumentó en la isla la represión política, que ha tenido como “blanco principal” las Damas de Blanco y los militantes de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), entre otras agrupaciones opositoras.

Denuncia que aparte de la violencia física, las acciones represivas incluyeron “actos vandálicos y la confiscación extra-judicial de juguetes para distribuir a niños pobres, ordenadores, celulares y otros medios de trabajo legalmente adquiridos así como dinero en efectivo que llevaban encima muchos de los opositores detenidos”.

Además estima que ha seguido en aumento la situación de “pobreza y desesperanza” de las grandes mayorías, así como la cantidad de personas que tratan de escapar de Cuba por cualquier vía, incluyendo la emigración ilegal al precio de grandes sufrimientos humanos.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional es el único grupo que registra y divulga las cifras de estos incidentes en Cuba.

El Gobierno cubano, por su parte, considera a los disidentes “contrarrevolucionarios” y “mercenarios”.

EFE/DLA