Demandan por delitos tributarios a nuera de Michelle Bachelet

A- A A+
enero 05
/ 2016

El Servicio de Impuestos Internos se querelló el lunes contra la nuera de la presidenta Michelle Bachelet y otras personas, por delitos tributarios que incluyen declaraciones maliciosas de impuestos, facturas contables falsas y omisión maliciosa de ingresos, informó un diputado oficialista.

Natalia Compagnon, casada con el hijo mayor de la mandataria, Sebastián Dávalos, es dueña de la mitad de la empresa Caval, uno de cuyos negocios de especulación inmobiliaria echaron por tierra la popularidad de Bachelet, quien perdió la confianza de muchos chilenos y no ha podido recuperarse.

La querella del Servicio de Impuestos Internos, SII, contra Compagnon se conoció durante la sesión del lunes de una comisión de diputados que estudia los movimientos de Caval e incluye además a su socio Mauricio Valero y otras personas. La acción se conoce pocos días después que La Fiscalía solicitó hora para formalizar a Valero y ocho personas más. En la formalización se les indica a los imputados que son investigados por determinados delitos, y éstos tienen derecho a defenderse.

“Hoy se materializa lo que muchos sospechábamos que era inevitable que es buscar las responsabilidades finalmente en la justicia por evasión tributaria en distintas aristas, del quehacer de Caval antes, durante y después de la compra de los terrenos…”, señaló el diputado oficialista Juan Luis Castro, miembro de la comisión investigadora.

El escándalo conocido como el “caso Caval” estalló el 6 de febrero de 2015, con un detallado reportaje de la revista Qué Pasa sobre los negocios de la compañía, que por una pasada ganó cinco millones de dólares al comprar terrenos agrícolas en 10 millones de dólares y venderlos en 15 millones de dólares, con la promesa de que en ellos se podrían construir viviendas.

El supuesto tráfico de influencia de Compagnon y Dávalos empezó en 2013, cuando pidieron prestado 10 millones de dólares al banco de uno de los empresarios más ricos de Chile, en plena campaña presidencial en la que competía Bachelet. El crédito fue aprobado al día siguiente de que Bachelet ganó en segunda vuelta.

“Ha ido tomando fuerza la idea de que Caval, especialmente Valero y Compagnon hicieron uso y abuso del nombre de la presidenta para buscar negocios ventajosos en una empresa de lobby que se dedicaba a múltiples giros diferentes que incluso llegó a las malas artes de hacer evasión tributaria, emitir facturas falsas, como es lo que hoy se está demostrando”, afirmó Castro.

Los cargos del Servicio son por presentar declaraciones tributarias maliciosas, facturas falsas en la contabilidad, omisión maliciosa de ingresos y facilitación de facturas o boletas falsas por servicios no prestados.

Además, Compagnon y el hijo de Bachelet son investigados por la Fiscalía de Rancagua, 80 kilómetros al sur de Santiago, por tráfico de influencias y uso de información privilegiada, mientras la querella del SII fue presentada en un Tribunal de Garantía de la misma ciudad.

ENH