Consejos para evitar que te hackeen el WIFI en casa

La tecnología WIFI crea redes informáticas inalámbricas (Wireless)

El alcance de estas redes varía según el tipo de aparato electrónico que lo emita, desde unas que alcanzan decenas de metros a otras que llegan a varias centenas de metros. Es la red más utilizada en los hogares.

A estas redes podemos conectar diferentes aparatos electrónicos, desde ordenadores pasando por  televisores o consolas de videojuegos. La posibilidad de conectar varios dispositivos es una de sus mayores ventajas, pero a su vez es una de sus mayores debilidades.

Debilidades de las redes WIFI:

Con el avance de la tecnología han surgido numerosas aplicaciones que permiten hackear estas redes y así conectar otros dispositivos a ellas sin permiso. Además existe en Internet un amplio abanico de webs que explican cómo hackear wifi y son accesibles por cualquier usuario.

El problema además del uso de esta red por otro dispositivo es que se puede acceder a todos los dispositivos que estén conectados a la misma desde un dispositivo concreto, por lo que queda vulnerada la privacidad. También podrían utilizar nuestras cuentas o nuestra información de forma lucrativa y perjudicial.

Consejos de seguridad:

Las redes WIFI se protegen mediante varios códigos o contraseñas: WEP, WPA, MAC, etc. Si sabemos cómo utilizar cada uno de estos elementos nuestra red WIFI será más difícil de hackear.

El SSID es el nombre de la red, este identifica a la red y la diferencia de otras. Este nombre se recomienda no difundirlo para hacer más difícil identificar tu red en el caso de que alguien quisiera acceder a ella.

La WEP/WPA, son sistemas que encriptan los datos que circulan en la red. La encriptación se hace a través de una clave, que se encarga también de proteger el acceso a la red. Si no lo conocemos no podemos acceder a la red. La WEP es menos segura que la WAP, se aconseja cambiar estas contraseñas todos los meses para evitar hackeos.

Los dispositivos que se conectan a una red tienen una dirección MAC única. Los routers WIFI permiten el filtrado de direcciones MAC, esto quiere decir que podemos hacer una lista de direcciones MAC que reconozca el router WIFI y que será a las que permita la conexión a la red.

Por último, se aconseja usar una IP fija, esto además permite compartir archivos e impresoras.

Todos estos elementos debemos tenerlos en cuenta y sacar partido de ellos para poder tener un mayor control sobre nuestra red WIFI y hacerla más segura.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.