Conozca el riesgo al que someten al Guri para evitar un apagón

A- A A+
marzo 28
/ 2016

Arriesgan sistema eléctrico del Guri para evitar un apagón

Cargar la generación eléctrica solo a la Casa de Máquinas 2, tras la salida por “mantenimiento” de la Casa de Máquinas 1 de la planta hidroeléctrica Simón Bolívar, a causa de la baja agua en el embalse del Guri, y para preservar la cota en “zona de prudencia” entre 245 y 240 metros sobre el nivel del mar (msnm), es una medida cuestionable. Así lo reseña laverdad.com

Miguel Lara, ingeniero eléctrico, considera que el esquema de operación, adoptado por el Ministerio de Energía Eléctrica para auxiliar la generación del Guri, pinta a “un ahorro en centímetros (de agua) que se produce” ante la cercanía de la cota hasta donde se recomienda no seguir operando.

Según estudio de 2002, realizado por la antigua Edelca, “no debía operarse por debajo de 240 metros sobre el nivel del mar”. El ingeniero advierte que contener y maniobrar en “ahorro de centímetros” bajo los cálculos de estimaciones “es despreciable si se compara con el riesgo a que se somete el equipamiento del Sistema Nacional Eléctrico”.

Lara señala que se “está debilitando al sistema porque tienen que sacar líneas”, lo que causa que se pierda “capacidad de regulación de tensión de los voltajes”. La consecuencia inmediata es “sacar líneas de servicio y por lo tanto queda vulnerable el sistema a que falle y pueda ocasionarse un apagón nacional”.

El servicio “puede volver a levantarse manteniendo la vulnerabilidad” porque está sometido a un año de sequía que registra niveles de agua con “mínimos históricos” para el embalse. Datos heredados de la gestión anterior que fijó mover el marcador de cota.

Lara analiza que sacar de operaciones la Casa de Máquinas 1 del Guri y enfocar la generación a la “más eficiente por las turbinas”, Casa de Máquinas 2, con producción de 800MW por unidad, es un resultado que a futuro “se vuelve ineficiente” bajo las previsiones de que en 2017 continuará la sequía.

La escasez de agua en la represa hace perder “capacidad de generación de la central, y al caer la altura de agua se afectan las máquinas. Se vuelven más ineficientes”. El descenso incide “negativamente” en las unidades. Y es que acercándose a la cota de paralización se forman vórtices (remolinos) peligrosos para el turbinado. “Hay vórtices tipo 1, 2, 3, 4, y 5”, los dos últimos “son de mayor riesgos”, recalcó.

LP