Conozca la historia millonaria detrás de Telearagua

A- A A+
enero 02
/ 2016

Puntas de lanza de la comunicación chavista en Aragua, nacieron por una querella y una confiscación

“TeleAragua no es un canal del estado Aragua, es señal nacional, una televisora nueva con valores”, subrayó el gobernador Tareck El Aissami durante la entrega de su Memoria y Cuenta 2013, cuando exaltó la labor de este medio de comunicación regional, junto a la emisora radial Aragüeña 99.5FM. Ambos medios, al igual que el periódico Ciudad Maracay, forman parte del Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (Sibci) en el estado Aragua.

Pero no siempre fue así. Antes que el canal y la emisora pasaran a manos del gobierno de Aragua durante la gestión del exgobernador Rafael Isea, ahora prófugo, ambos medios estuvieron dirigidos por el empresario Alejandro Ramírez Saavedra, expresidente de la Cámara de la Radiodifusión, capítulo Aragua.

La historia se remonta al año 1999, cuando el abogado Moisés Rendón y los empresarios aragüeños José Luis Santoro y Alejandro Ramírez Saavedra se asocian para comprar la franquicia de Telecaribe, cadena de televisión con sede en Lecherías, estado Anzoátegui, y que en 1998 había inaugurado su señal en Cojedes, Carabobo y Aragua. Disuelta la sociedad, Ramírez Saavedra asume el control absoluto del canal, que a partir de ese momento pasó a llamarse Color TV. Paralelamente, obtiene la concesión para la emisora de radio que llevaría el mismo nombre: Color 99.5 FM, parte del emporio empresarial que construyó durante el mandato Didalco Bolívar.

Ambos medios se convirtieron en referenciales de la región, y destino de muchos egresados de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Bicentenaria de Aragua  y otras universidades nacionales. Algunos de quienes se formaron en sus pasillos, coinciden en que tanto el canal de televisión como la emisora fueron, para la época, medios de comunicación con una excelente dotación de unidades móviles y equipos técnicos de la más moderna tecnología, así como pioneros en cuanto a la cobertura informativa en todas las fuentes periodísticas.

Color TV funcionaba en una vivienda habilitada para tal fin, ubicada en la urbanización San Ignacio de Maracay, mientras que la radio transmitía desde el Centro Comercial La Capilla, en pleno centro de Maracay.

SE QUEDÓ SIN PADRINO

Rafael Isea ganó la gobernación de Aragua en 2008. En marzo de 2009, ambos medios fueron allanados por la Fiscalía Quinta del Ministerio Público, la Fiscalía 25° de Control con Competencia Nacional y funcionarios de la Dirección de Investigación Policial delegación Aragua, allanaron los dos medios, entonces pertenecientes a la Corporación ARS, de Alejandro Ramírez Saavedra. La fiscal 25° de Control con Competencia Nacional, Romina Pulido, lideró el procedimiento.

Ramírez Saavedra fue privado de libertad acu sado de peculado doloso, distracción de bienes del patrimonio público e irregularidades ocurridas en el proceso de adquisición de equipos médicos para hospitales adscritos a la Gobernación del Estado Aragua durante  2004 y 2005 –bajo el gobierno de Didalco Bolívar-, previsto y sancionado en el artículo 52 de la Ley  Contra la Corrupción.

“La justicia venezolana se impuso en el caso de Alejandro Ramírez Saavedra, al devolverle al pueblo de Aragua lo que éste le quitó”, refirió el entonces gobernador Rafael Isea, ante la sentencia que estableció que las propiedades de Ramírez Saavedra, pasaban a la Gobernación de Aragua. Entre los bienes incautados, según sentencia del 18 de junio de 2010 ordenada por el entonces magistrado Eladio Aponte Aponte, destaca el Grupo Comunicacional Color.

Ramírez Saavedra fue sentenciado a 3 años y 3 meses de condena y encarcelado en el penal de Tocuyito, en Carabobo, donde permaneció un año y medio más de lo previsto en la sentencia. Por los mismos delitos fue acusado el exgobernador Bolívar, quien se exiliño en Perú y denunció persecución política en 2009, aunque regresó al país en 2012, reconciliado con Hugo Chávez, para enfrentar 15 días de prisión y luego obtener libertad plena de la que aún goza.

LA ERA ISEA: CENSURA EN MARCHA

Durante la transmisión de su programa “Aragua en marcha” número 42, el entonces gobernador Rafael Isea celebra la decisión del TSJ de avocar algunos de los bienes muebles e inmuebles pertenecientes al empresario Alejandro Ramírez Saavedra, entre ellos el grupo comunicacional Color, “a los cuales se les dará el mejor uso, en beneficio del pueblo de esta entidad”.

Los cambios en los dos medios de comunicación social incautados al expresidente de la Cámara de la Radiodifusión comenzaron con la designación de la periodista Mirna López Torres, directora de Información de la Gobernación de Aragua, como  directora general de Color TV y Color 99.5 FM.

Con ella cambió la línea editorial. La parrilla de programación del canal y de la radio fueron mutando y la nómina cambiando, hasta que se desmanteló la estructura original y el personal fundador terminó, en su mayoría, fuera de las empresas.

Algunos recuerdan que aunque la radio y el canal ya contaban con los equipos técnicos, durante la gestión de Mirna López se realizó una importante inversión para la adquisición de nuevas herramientas, incluyendo una antena fly-away para mejorar la imagen y calidad de sonido del canal y cuyos recursos aprobados por el Consejo Legislativo de Aragua en noviembre de 2011, rondaron los 1.500 millones de bolívares.

Cuando Mirna López fue destituida de su cargo burocrático, Merlyn Garaycoa es designada como directora de Color TV y Color FM. La periodista, quien ahora es la Gerente de Prensa del canal ANTV, venía de trabajar en el Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) cuando Rafael Isea fue su presidente (2006-2008).

A decir de periodistas que ingresaron al canal durante esta nueva gestión, Color TV era “una ratonera”.  La sede en donde siempre había funcionado fue declarada inhabitable por Protección civil. Además, los pocos equipos que se habían adquirido durante la dirección de Mirna López “desaparecieron cuando ella se fue”, refieren varios comunicadores y camarógrafos que trabajaron en el canal.

Entonces, la televisora es trasladada a las antiguas instalaciones del otrora Hotel Jardín, en donde funcionaba la Gobernación de Aragua. Y llegó el cambio de nombre: Canal Aragua. Con transmisión de señal abierta por los canales UHF 65 en Aragua y 66 en Carabobo, y en las cableras que prestaban servicio en la región -Inter, Netuno y Multitel. La radio mantuvo su nomenclatura.

Durante la gerencia de Garaycoa se da continuidad a una programación totalmente oficialista, siendo el programa “Aragua en marcha” el plato fuerte de esta gestión comunicacional. En la FM, la línea editorial  se profundizó parcializada a favor del gobierno regional y nacional. Entre los programas destacaban “Aquí se habla periodismo” conducido por Mario Muchacho y Lenín Aquino; “Razón rebelde” con Luis Molina y Jesús Pérez; y “Rojos e irreverentes” conducido por  Nelson Escalona, estudiante de comunicación social y los periodistas Josefina Rivero y Nathaniel Blanco.

Pero la comodidad del poder tiene un límite. En 2011 comenzaron las denuncias chavistas sobre censura por parte del gobierno de ese mismo signo. Nathaniel Blanco hizo público en junio de ese año que los programas “de carácter estrictamente revolucionarios han sido sacados de la transmisión de la emisora sin derecho al debate y sin derecho al retorno. El delito que cometimos fue dedicarnos a ejercer el periodismo crítico, ser la alternativa para las denuncias del pueblo chavista y negarnos por ética revolucionaria a practicar el foca-periodismo. Además  se despidió al personal de la radio que no obedeció la orden de censura”.

Nathaniel Blanco y Mario Muchacho rechazaron el despido decidido por la entonces Secretaría de Comunicación de la Gobernación de Aragua, Ludmila Rodríguez, quien habría esgrimido que, de acuerdo al buró político regional del Psuv, en dichos programas de opinión se hablaba mal del gobierno.

televisoras de aragua

NACIÓ TELEARAGUA

Cuando Tareck El Aissami anuncia su equipo de gobierno luego de ganar la gobernación de Aragua en 2012, se generaron sorpresas con la designación de algunos nombres muy poco conocidos en el estado. Uno de ellos, el  polémico productor artístico Jesús Esteban Trapiello,  quien  salió en muy malos términos de la directiva de la Televisora Venezolana Social (Tves). Pronto se daría a conocer en Aragua, no solo por sus polémicos comentarios a través de la red social Twitter, sino también por iniciar un radical proceso de transformación de los dos medios de comunicación en manos del gobierno regional.

El segundo a bordo en esta tarea es Harry Camba, vicepresidente de ambos medios, ahijado de Trapiello y Consultor y Director de la empresa T y H Producciones Musicales, C.A.

La primera decisión fue la de cambiar los nombres por órdenes de El Aissami. Canal Aragua pasó a llamarse Telearagua, y Color radio se convirtió en Aragüeña 99.5 FM. El propósito, según dijo Trapiello en su oportunidad, era darles sentido de propiedad y de arraigo regional.

Algo reconocen en Trapiello sus más acérrimos adversarios: es buen gerente y convirtió a Telearagua en “una televisora regional, pero no provinciana”, como él mismo define la evolución del canal en estos casi tres años. “Un medio público con público”, su lema.

Telearagua, “televisión con valores”, según su slogan, cuenta con señales SD (estándar) y HD (alta definición), streaming por www.telearagua.com y presencia en redes sociales. A los canales UHF sumó más cableras: Inter, NetUno, SuperCable, Cablevisión, Cablecentro, Multitel, CableHogar, Latin Cable, Cosmovisión y VNT.

Además, Telearagua ya tiene espacio apartado dentro del satélite “Simón Bolívar” y en los próximos meses, según se anunció, subirá su señal a la Televisión Digital Abierta; además de incorporarse formalmente a DirecTV (ahora lo hace a través del canal TVR).

Su razón social es la Fundación Sistema Bolivariano de Televisión de Aragua, y se ha convertido en el canal oficial de Los Tigres de Aragua, Toros de Aragua y Aragua Fútbol club, éste último, otro de los bienes que le fueron confiscados a Ramírez Saavedra.

La diputada por Primero Justicia en el Consejo Legislativo de Aragua Betsy Bustos reconoce la transformación y crecimiento de este canal regional de televisión, pero cuestiona algunos procedimientos que se han ejecutado en la televisora desde la llegada de Trapiello. “El canal no realizó la debida liquidación para cambiar su razón y objeto social. En los procesos de transición que han experimentado ambos medios no se han modificado los estatutos, no se han presentado los correspondientes inventarios y, sobre todo, no se ha rendido cuentas por parte de sus administradores”.

Siendo un canal sin publicidad privada, ¿quién paga las unidades móviles y el enorme despliegue técnico de última generación que exhibe? ¿De dónde provienen los recursos con los que el canal cancela la presencia de enviados especiales a eventos internacionales tanto deportivos como culturales?, se pregunta la parlamentaria.

AMISTADES PELIGROSAS

“Hay quien dice que compramos el canal. ¡Qué vamos a estar comprando! Lo que tenemos es una alianza tremendamente positiva que refuerza lo venezolano”, aseguró el polémico director en una reciente entrevista, para dar al traste con los fuertes rumores de una supuesta compra del canal deportivo Meridiano TV, por parte de Telearagua.

Por lo pronto, el canal regional se prepara para transmitir juegos de fútsal y rugby nacional, mientras culmina el casting que ha abierto junto a Meridiano TV, para la escogencia de comentaristas, reporteros y analistas deportivos.

Otra de las alianzas que ha concretado es con TVR, una señal barquisimetana por DirecTV que ahora retransmite toda la programación de Telearagua, en desmedro de los programas producidos en los canales regionales como Global TV, Promar TV, TAM, TRT, TVS y que dejaron de tener esa ventana de escala nacional. Esta alianza ha generado también fuertes rumores, en los que se asegura que las televisoras regionales que conformaban TVR, al no llegar a un acuerdo económico con los representantes de “Toda Venezuela Realmente” por la imposición de la programación regional de Telearagua, decidieron disolver la alianza que mantenían desde hace años. Algunas informaciones extraoficiales  aseguran que no fue una alianza sino una compra lo que concretó Esteban Trapiello con Guido Briceño y Jorge Kossowki, propietarios de TVR.

TC