Conozca estos tratamientos caseros para combatir las espinillas

A- A A+
abril 11
/ 2016

Como alternativa a los costosos productos que venden en el mercado, en esta ocasión queremos revelar 5 buenos tratamientos caseros con los que se pueden combatir las espinillas. Todos son muy fáciles de elaborar y se basan en los principios activos de ingredientes naturales que no irritan la piel. ¡Pruébalos!

Las espinillas son una forma de acné que se produce cuando los poros de la piel se obstruyen a causa de la suciedad, el sebo y las células muertas.

Por lo general aparecen en la zona “T” del rostro, pero también son comunes en las mejillas, la espalda y otras partes del cuerpo.

Aparecen como pequeños comedones blancos o amarillos, los cuales pueden volverse negros por la exposición al oxígeno.

Los más propensos a desarrollarlas son aquellos cuyas glándulas sebáceas son hiperactivas y producen más grasa de lo normal. Sin embargo, cualquier persona puede llegar a tenerlas, en especial durante la pubertad y la edad adulta.

Aunque no se trata de una condición que afecte la salud, sí se considera un problema desde el punto de vista estético. Por esta razón, quienes las tienen buscan diversas soluciones para tratar de reducirlas o eliminarlas.

1. Bicarbonato de sodio y canela

La combinación de bicarbonato de sodio y canela nos da como resultado un remedio con propiedades astringentes y antibacterianas para reducir la presencia de las espinillas.

También le agregamos un poco de limón y miel para potenciar sus efectos limpiadores y revitalizantes.

Ingredientes
2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
1 cucharadita de canela (5 g)
½ limón
5 cucharadas de miel (125 g)

¿Qué debes hacer?

Introduce todos los ingredientes en un cuenco y mézclalos hasta conseguir una pasta espesa.

Extiende el producto sobre las zonas del rostro afectadas, déjalo actuar 10 minutos y aclara con agua tibia.

Repite el tratamiento hasta tres veces a la semana.

2. Papaya

La papaya contiene una enzima llamada papaína que sirve para equilibrar el pH de la piel y reducir el exceso de lípidos.

Su aplicación a modo de mascarilla apoya la regeneración celular, elimina la piel muerta y ayuda a limpiar los poros para dejar el rostro suave.

Ingredientes
1 rodaja de papaya
1 cucharadita de sal (5 g)

¿Qué debes hacer?

Tritura la rodaja de papaya y combínala con una cucharadita de sal.

Aplícala con suaves masajes circulares y déjala actuar 10 minutos.

Aclara con agua templada y repite su uso hasta cuatro veces a la semana.

3. Harina de avena

Apta para todos los tipos de pieles, la harina de avena es un exfoliante natural con muchos nutrientes que mejoran la calidad de la piel.

Sus propiedades absorben el exceso de aceite y remueven las espinillas para una piel más fresca.

Ingredientes
4 cucharadas de harina de avena (40 g)
2 cucharadas de yogur natural (30 g)
1 cucharada de zumo de limón (10 ml)

¿Qué debes hacer?

Mezcla en un recipiente todos los ingredientes hasta conseguir una pasta cremosa.

Siempre en horas de la noche, aplica el producto con suaves masajes circulares y déjalo actuar 20 minutos.

Enjuaga y finaliza usando un tónico facial.

Úsalo todos los días hasta eliminar las espinillas.

4. Vinagre de manzana

Los compuestos ácidos del vinagre de manzana y sus agentes antisépticos reducen el exceso de grasa en la piel y previenen los comedones de acné.

Su aplicación regular reduce el tamaño de los poros, atenúa las manchas y mantiene el cutis suave.

Ingredientes
4 cucharadas de vinagre de manzana (40 ml)
1 cucharada de almidón de maíz (10 g)

¿Qué debes hacer?

Mezcla el vinagre de manzana con el almidón de maíz y crea una crema natural.

A continuación, extiende el producto por todo el rostro y déjalo actuar 20 minutos.

Cuando se seque, haz suaves masajes circulares y retírala con agua templada.

Úsala cada dos días.

5. Harina de garbanzo

Aunque es menos conocida, la harina de garbanzo es un producto rico en nutrientes y cualidades que mejoran el estado de la piel. Sirve para absorber el exceso de grasa, remover la piel muerta y limpiar los poros obstruidos.

De forma adicional, puede emplearse como alternativa para eliminar el vello facial no deseado.

Ingredientes
2 cucharadas de harina de garbanzo (20 g)
1 cucharadita de cúrcuma (5 g)
5 cucharadas de yogur natural (75 g)

¿Qué debes hacer?

Incorpora todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta homogénea.

Aplícalos sobre el rostro y déjalos actuar por 30 minutos.

Antes de enjuagar, haz suaves masajes circulares para potenciar su efecto exfoliante.

Limpia con agua tibia y úsala por lo menos tres veces a la semana.

Para terminar, recuerda complementar el uso de estos tratamientos con una buena higiene facial y el uso de tónicos astringentes.

 

I21