¡Conmovedor! Ryan Reynolds se despide de fan fallecido por cáncer

A- A A+
mayo 01
/ 2016

Hace tres años, a través de la fundación Make-A-Wish, Ryan Reynolds conoció a Connor McGrath, un niño enfermo de cáncer con el que creó un estrecho vínculo que esta semana se rompió al fallecer el pequeño a los 13 años víctima de la enfermedad. A través de Facebook Ryan quiso rendirle tributo:

“Durante tres años mi amigo Connor McGrath pateó el cáncer… pero no sé cómo… quizá el cáncer hizo trampas… pero la pelea acabó hace dos noches. Ni en mis peores pesadillas puedo imaginar lo difícil que debe ser para sus padres, Kim y Gerald, ni para su familia. Connor tenía 13 años. Pero este niño era inteligente. Era divertido. Y no solo divertido ‘como un niño’ o divertido ‘como una persona que lo está pasando mal’. Era increíblemente divertido. Tenía ese… algo. Eso que tienen los mejores cómicos. Un comentario constante, una habilidad de observación con la que se nace. Se ha ido demasiado pronto y es imposible aceptarlo. Connor era un gran amigo, un gran hijo y una luz para todos aquellos que tuvieron la suerte de conocerlo. Mientras pateaba al cáncer en las pelotas, hacía que todo el mundo se riese. Incluido el personal que cuidaba de él en el Hospital Infantil de Edmonton”, recordaba el canadiense.

Ryan contó que Connor fue la primera persona en ver ‘Deadpool’ al sorprenderle con uno de los primeros montajes de la película antes de que esta saliera a la luz.

“Fue la fundación Make-A-Wish la que nos unió. No se lo puedo agradecer lo suficiente. En serio, gracias. Gracias a su deseo, Connor fue una de las primeras personas en ver ‘Deadpool’. Viajé hasta Edmonton, Alberta, para sorprenderle con uno de los primeros montajes de la película. Todavía había escenas en las que se veían los cables, bromas que no estaban afinadas (y tampoco lo están ahora) y muchas pantallas verdes. A Connor no pareció importarle. Nunca me he sentido tan afortunado de haber interpretado a Wade Wilson [Deadpool]. (Antes de que me ataquen por enseñar una película de mayores de 18 a un niño de 13 años, aclaro que este niño sabía más palabrotas que un chef británico)”, rememoraba el actor.

Para Ryan, Connor era todo a lo que aspiraba ser Deadpool y se siente agradecido con este cómic por haber sido el detonante de su amistad.

“Nos conocimos porque a él le encantaba Deadpool. En cierto modo, él ERA Deadpool. O al menos, todo lo que Deadpool quería ser: capaz de vivir en armonía con el dolor, sin miedo, cariñoso y con un sentido del humor indecente (¡indecente!). Ojalá se hubiese quedado más tiempo con nosotros”, se lamentaba el actor.

El canadiense tuvo la oportunidad de ver a Connor una última vez y pudo observar el empeoramiento de su salud. Al final de su carta de despedida, Ryan recuerda que todo el mundo puede cumplir el sueño de más niños como Connor gracias a la fundación Make-A-Wish.

“Volví a Edmonton seis semanas después y ojalá pudiese decir que las cosas estaban mejorando. Después de mi visita, no sabía si estaba diciendo adiós o hasta luego. Aquí, ahora, me doy cuenta de que eran las dos. Si quieen donar a la fundación Make-A-Wish, os puedo garantizar que vuestro dinero va a llegar a un sitio j***damente bueno. Esta gente no apesta. Son héroes. Te veo en el camino, Connor”, se despedía el actor.

UV