¿Cómo podemos tener a Dios más presente en nuestras vidas?

A- A A+
abril 19
/ 2016

Muchas veces hemos escuchado decir: “Dios me ha abandonado”, “Dios no me escucha” o “no sé dónde está Dios” Y lo que sucede es que vivimos apurados e inmersos en la rutina que el mundo de hoy nos exige. Tanta que hacer puede hacernos perder el sentido de nuestra vida y en algún momento llegarnos a sentir desorientados, solos, sin la presencia de Dios, pero Dios ya se ha acercado a nosotros.

“¿No saben que ustedes son el templo de Dios, y que el espíritu de Dios mora en ustedes?” 1 Corintios 3:16.

Dios es nuestro creador y siempre está presente aunque en ocasiones no lo podamos sentir. Si prestamos un poco más de atención, y nos detenemos a pensar un instante, podemos darnos cuenta que efectivamente, en cada paso que damos, en cada situación que vivimos, buena o mala, Dios está ahí. Esperando que lo escuchemos y lo encontremos.

Muchas veces creemos que solo podemos encontrar a Dios en momentos de oración, al experimentar momentos sobrenaturales u observar imágenes cristianas, pero no es así. Dios está siempre caminando con nosotros paso a paso, listo para abrirnos las puertas y escuchar nuestras oraciones.

Sentir la presencia de Dios es un un hábito que se puede desarrollar. Al igual que los instrumentos musicales, los músicos al practicar todos los días perfeccionan la interpretación musical, con el fin de reproducir una pieza musical con facilidad; debes forzarte a pensar más acerca de Dios en los diferentes momentos de tu día. Debes entrenar tu mente para recordar y tener más presente a Dios.

Al principio, tú tendrás que crear tus propios recordatorios para acordarte de que Dios está contigo en ese momento. Comienza colocando recordatorios visuales como imágenes de cristo en tu teléfono o a tu alrededor. Puedes escribir pequeñas notas que digan: “Dios está conmigo y por mí en este mismo momento”.

Por mi parte, yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo. Mateo 28, 20.