¡Como Pedro por su casa! Se fugan 17 reos en Lara bajo las miradas de los custodios

A- A A+
marzo 09
/ 2016

7 de los 83 reos recluidos en la comisaría La Mata, de Cabudare, municipio Palavecino, recobraron su libertad y no porque les llegó la boleta de excarcelación, sino que una fuga en horas de la madrugada de ayer los llevó de nuevo a las calles. Por el hecho se encuentran investigados siete funcionarios de Polilara.

Divididos en tres espacios, se encuentran los internos de la comisaría de Cabudare. Dos cuartos que tienen comunicación, cada uno de cuatro de largo por cuatro de ancho, aproximadamente, con una capacidad para diez internos, pero en realidad conviven 75 personas. Los mismos duermen entre colchonetas, sentados y hamacas. Sin divisiones algunas se encuentran los cristianos, los de alta peligrosidad, y en otro salón aparte, están 8 reos más.

Cada mañana son contados por los funcionarios antes de entregar la guardia y en está ocasión no fue la excepción.

Contaron a los ocho que están aparte y cuando entraron a los otros calabozos, se dieron cuenta que habían 58 y no 75 como debería ser. Por más que preguntaron entre ellos, ninguno quiso decir nada al respecto y en el momento en que comenzaron a revisar, los Polilara se dieron cuenta que por la parte de atrás reventaron unos barrotes. Quedaba un hueco pequeño como de 30 centímetros de alto y 50 centímetros de ancho. Fue un trabajo de hormiguita que ya estaba planificado y el día de ayer, alcanzaron su cometido. Por el hueco que hicieron, comenzaron a salir uno a uno, caían en especie de un pasillo que no tiene vista a los funcionarios y de allí saltaron una pared de dos metros de altura; la misma da a casas vecinas.

Investigado

De inmediato se dio la alerta y se comenzaron a desplegar al menos 40 funcionarios de Cabudare en operativo especial. A ellos se sumaron en la ciudad los de la Brigada Motorizada y las alarmas están activadas también entre funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), y de la Brigada de Estrategias Especiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc). Al lugar se presentaron efectivos del cuerpo detectivesco quienes comenzaron a indagar como fue el hecho. Trascendió que eran siete los Polilara que estaban de guardia y los mismos pasan a ser investigados para determinar si existe algún tipo de complicidad.

Se entrevistaron a los residentes de los alrededores, todas las personas estaban asustadas, algunos indicaron que vieron correr hombres descalzos y otros que andaban hasta en bóxer. Al resto de los privados de libertad los mantuvieron en el patio, mientras se hacia la revisión en las celdas.

De alta peligrosidad

Robo agravado, porte ilícito de arma de fuego, resistencia a la autoridad, droga, asalto a unidad de trasporte publico, lesiones, rapto, secuestros y hasta homicidios, son los delitos de los delincuentes fugados. De los 17 evadidos, al menos siete son considerados de alta peligrosidad y uno figuraba en la cartelera de los más buscados del estado Lara.

William Jesús Linarez Castañeda (23) “El Cabezón” fue detenido recientemente por el robo de un consultorio a una pediatra, el joven es residente de la calle 19 con carrera 23. Rafael José Mendoza Valenzuela “Rafalito”, quien es de El Palaciero, está detenido por robo agravado, asociación para delinquir y homicidio. Marvin Wilmer Flores Martínez “El Fiona”, es de Los Teques, tiene antecedentes por droga, hurto, rapto y anteriormente ya se habría fugado.

Otro de los nombres que figuran, son Pablo Antonio Tovar Carmona, de Yaritagua, y se encuentra por robo agravado, porte ilícito, lesiones y secuestro. Wisner Jesús Molleja Terán “El Molleja”, es de Los Colerientos y estaba preso por droga, José Antonio Rodríguez Torrealba “El Chino”, de Quíbor, detenido por droga y Enrique José Bastidas (30) “El Enriquito”, de La Carucieña, quien tiene en su haber cuatro homicidios, además de participar en un ataque a la sede del Cicpc en el 2014 y antecedentes por otros delitos como robo de vehículos.

Familiares angustiados

A los alrededores de la comisaría se encontraban los familiares angustiados, quienes aseguraban que a los que se encontraban en la comisaría, los estaban golpeando, no les habían dejado pasar el desayuno, los tenían pasando hambre y al mismo tiempo, se atrevieron a decir las mujeres que si existió una fuga, fue con la ayuda de los uniformados que son los que le suministran algunas herramientas, porque sus comidas son revisadas por completo, además que no tienen contacto alguno con los detenidos porque no tienen permitida la visita.

En Uribana

Luigi Alberto González (24), la mañana recibió un disparo en la espalda, del centro penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana.

Este hombre es uno de los líderes negativos del pabellón 5. Según información golpeó e intentó quitarle el arma y secuestrar a un custodio por lo que tuvo que ser neutralizado.

El mismo fue trasladado hacia el Hospital Central.

LP