¡El colmo! Lula compara a la oposición brasileña con Venezuela

A- A A+
marzo 28
/ 2016

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, culpó a la oposición y a medios de comunicación por generar odio durante protestas contra el Gobierno, en una conferencia de prensa con periodistas extranjeros.

“Están llevando a Brasil al mismo clima de Venezuela”, dijo Lula da Silva refiriéndose a la polarización política de su vecino del norte.

El ex mandatario también lamentó que el centrista PMDB buscara romper la coalición de gobierno con la presidenta Dilma Rousseff.

Lula da Silva también arremetió contra el juez Sergio Moro, responsable de los procesos de la Operación Lava Jato, y afirmó que el magistrado es inteligente y competente, “pero fue picado por la mosca azul”, una expresión que se refiere a las personas deslumbradas con el poder.

Asimismo, Lula da Silva pidió exenciones tributarias y otras medidas para revivir a la economía, apostando a una estrategia para resaltar el potencial del mercado interno del país.

Lula da Silva aseguró que quería servir como un asesor económico de su sucesora y heredera política, Dilma Rousseff, sin importar el salario o la protección legal de los tribunales inferiores.

Rousseff enfrenta procedimientos de un juicio político en el Congreso y el mayor socio en su coalición oficialista abandonaría el Gobierno esta semana, incrementando las probabilidades de que sea separada de la Presidencia.

En un esfuerzo para enfrentar el “impeachment”, Rousseff designó a Lula da Silva como su jefe de Gabinete este mes. La decisión generó protestas y críticas de sus oponentes, que lo vieron como un esfuerzo para protegerlo de investigaciones judiciales.

El Tribunal Federal Supremo (TFS) suspendió la designación de Lula y el pleno de la corte considerará el caso el miércoles.

Fiscales dicen que hay evidencia de que Lula da Silva recibió bienes raíces de lujo de los contratistas implicados en un enorme caso de corrupción en la petrolera controlada por el Estado, Petrobras. El ex mandatario niega haber cometido algún delito.

 

 

Reuters