¡Cilia Flores habló! Esto fue lo que dijo de la crisis del país

A- A A+
febrero 28
/ 2016

Cilia Flores además de primera dama de la República es diputada a la AN, una suerte de doble frente que encara en un terreno que no le es extraño, el de la política.

En los jardines del Palacio Legislativo, la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, atendió a PANORAMA y admitió que sabe que los venezolanos están en “colas” para conseguir sus productos, pero insistió en que el Gobierno está abocado a atender la crisis, que el presidente Nicolás Maduro tiene como objetivo superar la coyuntura y “reajustar el modelo a las necesidades”.

Defendió las decisiones tomadas por el Ejecutivo y aseveró que nadie puede decir que Maduro no está trabajando. “Lo hace de manera incansable”, dijo.

La también llamada “primera combatiente” manifestó que “respeta al pueblo opositor” y que aunque la oposición “busca tumbar al Gobierno”, el Presidente seguirá adelante con su agenda económica, “es la prioridad para nosotros”, reiteró.

—Hay un momento de crisis en el país y el Gobierno dictó un conjunto de medidas económicas, ¿son suficientes? ¿qué le dice usted a los venezolanos? ¿cuál es su llamado, su mensaje?

—El Presidente ha demostrado que es un hombre de compromiso y trabajo, incansable. Y como hijo del comandante Chávez, quien fue nuestro maestro, profesor, ha ido adelante y está tomando acciones(…) No hay quien trabaje más que el presidente Nicolás Maduro en esta situación originada por una guerra económica brutal, porque se está muriendo el modelo rentista, porque la crisis mundial nos está llevando a que nosotros tengamos que reconfigurar nuestro modelo y reajustarlo a las necesidades actuales. Creo que tenemos muchas potencialidades en Venezuela, las tierras más productivas y hombres y mujeres de trabajo, entonces si todos nos ponemos a producir, a trabajar, superaremos estas dificultades. Estamos atendiendo esta circunstancia y nuestro objetivo es producir. El Presidente le ha hablado al país y quiere lo mejor para nuestro pueblo.

—En medio de esta complejidad que vive Venezuela, la oposición se ha activado en una agenda para promover el cambio de Gobierno. Un sector llama a revocatorio, otro a una enmienda y hasta la renuncia del Presidente. ¿Le preocupan esos escenarios?

—No, para nada. Si ellos siguen así (la oposición) nosotros vamos a llegar al año tres mil. Lo único que lamento es ver cómo están frustrando a sus sectores opositores que no ven en ellos ninguna posibilidad de que hayan cumplido con sus promesas electorales, con sus mentiras, no han cumplido lo que dijeron en la campaña y eso lo estamos viendo en las reacciones de la gente, están perdiendo la confianza en ellos, porque son poco serios en sus planteamientos políticos y para nosotros mejor, que sigan así.

—¿Cómo percibe usted este 2016? Los precios del petróleo siguen cayendo.

—Tenemos que salir de esta crisis con el acompañamiento de todo este pueblo que se ha incorporado en los 14 motores junto con el presidente Nicolás Maduro para cambiar ese modelo; cada uno de nosotros debe cambiar ese modelo individual y, mentalmente, saber que nosotros ya no vamos a estar contando con que es el petróleo el que va a venir a solucionar nuestros problemas, son nuestras tierras, nuestras manos las que ayudarán a que se cumplan y se satisfagan todas las necesidades. Estamos muy contentos porque en el llamado que ha hecho el Presidente en la convocatoria (Consejo Económico Productivo) se han sumado importantes sectores, desde el pueblo organizado en sus distintas formas hasta las empresas pequeñas, medianas y grandes para producir por el país. Ese es el camino, salir de este momento en el que nos encontramos, de crisis, lo puede hacer solo la revolución.

Ha sido un Gobierno muy difícil para el presidente Maduro…

——Nadie dijo que iba a ser fácil, la revolución no es fácil. Nosotros tenemos aquí una derecha que es fascista, la peor por la que hemos pasado, porque no es el planteamiento político que objeta, critica, propone. Eso sería lo ideal, lo sano, sino que es una derecha que inventa atajos y ha ocasionado muerte. Lo peor que pudo ocurrir aquí. Esa derecha fascista dejó a familias enlutadas, a mujeres viudas, madres sin hijos, niños huérfanos.

Entonces nada con la Ley de Amnistía que propone la AN…

—Esa es una ley que en primer lugar es una confesión de que ellos (la oposición) están en un proyecto conspirativo, de violencia, buscan tumbar al Gobierno, lo dicen ellos, el artículo cuatro de esa ley de amnesia lo dice. Y no solamente eso, sino que tratan además de amnistiar a todos los que cometieron delito, desde el año 99 hasta cuando entre en vigencia esa ley, que es ilegal, inconstitucional e irracional.

Eso no tiene cabida, no resiste el menor análisis jurídico, constitucional, tampoco el político.

Hablando legalmente, las leyes, la Constitución están siendo violadas por esa ley. Es una oferta engañosa, un falso positivo que ellos le están planteando a sus sectores, será una frustración más, es mentira, eso no puede ser.

Es imposible, acabaría con el Estado de Derecho; de hecho, con las leyes penales, con el Derecho Internacional que tiene también planteamientos en cuanto a delitos de terrorismo y otro tipos de delitos, la Constitución establece los delitos de lesa humanidad que no son objetos de amnistía, los delitos de violación a los derechos humanos que no son perdonables.

Ellos saben que esa ley es mentira, no va a pasar, el llamado es a que no sigan engañando a su gente. No es lo que queremos para el pueblo del sector opositor, nosotros los respetamos, pero los primeros que tienen que respetar a ese sector son sus dirigentes que todos los días vienen con una loquera peor que otra, uno escucha de todo de parte de la oposición, que si abandono de cargo, que si renuncia, que si revocatorio.

—El líder opositor Henrique Capriles dijo hoy (el martes pasado) que usted es la que manda en el Gobierno. ¿Qué responde a eso?

—¿Sabes que es lo que hay ahorita entre los dirigentes de la oposición? Lo que hay es una carrera por la candidatura presidencial, entonces cada uno de ellos debe decir cosas que sean peor que el otro para sobresalir. No estamos pendientes de eso, la verdad.

—¿El Gobierno tiene como prioridad el tema económico? Las colas siguen.

—Esa es nuestra única prioridad, mejorar la economía. Nuestro pueblo está afuera, lo sabemos y el Presidente está trabajando sin descanso. Tenemos que decir también que hay un pueblo que nos está apoyando, por eso el Presidente sigue allí, ahorita la prioridad nuestra es el pueblo, la economía, sacar adelante el país. Que la oposición siga con su agenda y nosotros con la nuestra que es bastante: la de trabajar por el país.

—¿Pero usted cree que con las medidas tomadas las colas puedan disminuir?

—Es lo que queremos. El Presidente está atendiendo a los diferentes sectores, lo que se busca es superar estas dificultades, todos los obstáculos que tenemos en este momento, este gobierno está trabajando, comprometido, no hemos parado.

PN