“Chúo” Torrealba dice que no hay intención de ofender a chavistas

A- A A+
enero 10
/ 2016

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, reiteró que no hay intención de ofender a los chavistas y acusó al gobierno del presidente Nicolás Maduro de aprovechar el “incidente” del retiro del Legislativo de imágenes del prócer Simón Bolívar y del presidente Hugo Chávez.

“Como lo cortés no quita lo valiente, a los millones de venezolanos que aún admiran al fallecido presidente Chávez y que el pasado 6 de diciembre votaron por nosotros (y a los que admiran al presidente Chávez y que no votaron por nosotros, pero lo harán en el futuro) les decimos: Sepan que en nuestra intención jamás ha estado ofenderlos en sus sentimientos, creencias y opiniones”, expresó.

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, ordenó el martes tras tomar posesión de su cargo retirar de esa institución los retratos “falsificados” de Bolívar hechos “por computadoras”, así como entregar los de Chavez “a la viuda y a sus hijas” o al Palacio Presidencial, o arrojarlos a la basura.

El secretario ejecutivo de la alianza de partidos opositores ya se había disculpado el viernes por la forma en que fueron retirados esos retratos, aunque justificó la decisión de Ramos Allup, quien también ordenó lo mismo con imágenes del presidente, Nicolás Maduro.

Ramos Allup escribió en Twitter este domingo: “Aclaración: cuando deba pedir excusas por algo mal hecho lo haré personalmente. Mientras no lo haga es porque no tengo por qué pedirlas”.

El parlamentario se hizo filmar mientras impartía su orden a un grupo de obreros a los que advierte que no quiere ver en el Palacio Legislativo sino “el retrato clásico” de Bolívar.

“Si la manera como eso se ejecutó hiere alguna sensibilidad, yo le quiero decir a todos esos millones de chavistas que votaron por nosotros el 6 de diciembre que presentamos disculpas si se han sentido heridos”, dijo Torrealba el viernes.

Torrealba escribió hoy en Twitter que tras las elecciones del mes pasado, que dejaron el Parlamento bajo el mando opositor, el Gobierno “estaba trastabillando, recibiendo golpe tras golpe” hasta que “ocurrió el incidente” de ordenar retirar “todo material de propaganda política y culto a la personalidad”.

El gobierno encontró en ello “el pretexto para poner hipócritamente el grito en el cielo y tratar de volver a arroparse con el liderazgo del presidente fallecido, ante la ausencia total de liderazgo propio”, añadió en alusión a Chávez y a Maduro.

Tres meses antes de fallecer en marzo de 2013, víctima de un cáncer, Chávez pidió que se eligiera a Maduro como presidente y comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Lo ordenado por Ramos Allup fue “un ultraje a la FANB, al honor militar y a la patria toda”, sostuvo el jefe de la FANB y ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, en un acto de desagravio ante la tumba de Chávez el jueves en presencia de Maduro, quien advirtió que la oposición busca una “alta confrontación”.

“No seamos ingenuos, están alimentando de odio el espíritu nacional para buscar una alta confrontación y buscar intervenir internacionalmente a Venezuela con una coalición de países de derecha encabezados por los Estados Unidos”, sostuvo Maduro.

EN