Carta Democrática a violadores narcobandoleros ; Por El Gato Briceño

A- A A+
junio 06
/ 2016

Aunque la preocupación por Venezuela es, desde hace tiempo, tema de conversación en los pasillos de la OEA, los países miembros habían evitado que el tema derivara en una confrontación pública. Finalmente, esta semana, la comunidad internacional se vio precisada a ser parte de la historia política de Venezuela. La Organización de los Estados Unidos (OEA) se reunió este jueves en Sesión Extraordinaria de su Consejo Permanente a petición de Venezuela en un intento de desmontar el informe que sobre la crisis venezolana, elaborado por el Secretario General de la Organización hemisférica, Luis Almagro.

Con el referido informe, emplazó la activación de la Carta Democrática Interamericana para nuestro país, al considerar que hay elementos suficientes que indican que en nuestro país se está produciendo una afectación del “orden democrático” que puede llevar a una situación de “ilegitimidad” si no se remedia. De igual forma, Almagro insta al Gobierno de Nicolás Maduro, a garantizar la celebración este año del referéndum revocatorio, a liberar a los presos políticos y a detener el “bloqueo permanente” de la Asamblea Nacional y solicita al Presidente del Consejo Permanente que convoque a una sesión “URGENTE” del Consejo entre el 10 y el 20 de junio, pues “la continuidad de las violaciones de la Constitución (…) implica que la responsabilidad de la comunidad hemisférica es asumir el compromiso de seguir adelante con el procedimiento del artículo 20 de una manera progresiva y gradual que no descarte ninguna hipótesis de resolución, ni las más constructivas ni las más severas”.

Ante una acción tan contundente, el gobierno local solo podía actuar como acostumbra, ¡huyendo hacia delante! La Canciller, Doña Delcy, convocó ruedas de prensa y solicitó una Sesión Extraordinaria en la que como es habitual, el gobierno se victimiza ante una comunidad que ya no cree más en los fantasmas de la guerra económica o en que un gobierno hegemónico por más de 16 años pueda estar destruido por la acción de una “escuálida oposición golpista”, demasiadas contradicciones de ideología, acciones, hechos y realidades los delatan en su tristemente histórico papel de comunistoides de pacotilla. Sin embargo, el desgobierno venezolano confía en que la política internacional de dádivas y regalías garantizarán la solidaridad de los países que parasitan nuestro petróleo y demás riquezas. Para bloquear la acción responsable de Luis Almagro activaron la petrochequera y así piensan evitar la mayoría del voto ( dos tercios de los Estados que conforman la Organización, es decir, 23 de los 34 países). Posibilidad que a mi modo de ver, sin ser pesimista sino realista, resulta cuesta arriba por lo antes dicho ya que lamentablemente la “diplomacia” también se mueve por conveniencia los intereses económicos. Para el inmoral que ocupa Miraflores y su séquito de sátrapas, no hay ninguna base política que respalde la invocación de la Carta Democrática, ya que no se ha producido “una alteración del orden constitucional que afecte gravemente el orden democrático” y entonces ¿por qué decretó el Estado de Excepción y de Emergencia económica?, ¿por qué solicitó facultades especiales para restringir las libertades garantizadas constitucionalmente? ¿por qué la gente muere de mengua ante una escasez sin referente mundial? y ¿por qué el Estado se encuentra casi paralizado por una suspensión de actividades que afecta incluso el sistema de administración de justicia desde hace más de 40 días?

La Carta Democrática Interamericana como instrumento jurídico que tiene la organización hemisférica para proteger la democracia en la región implica, en lo político, el compromiso de los gobernantes de cada país con la democracia teniendo como base el reconocimiento de la dignidad humana. Su activación puede acarrear la suspensión temporal del Estado Miembro, del ejercicio de su derecho de participación en la OEA . La invocación de la Carta Democrática es un proceso muy largo, que puede acabar con la suspensión del país de la organización, como ocurrió en 2009 con Honduras, tras el golpe de Estado que sufrió este país centroamericano.

Los narcobandoleros en su afán de victimizarse malinforman diciendo que de activarse dicho instrumento, seremos objeto de una intervención extranjera directa (Cascos azules u otras fuerzas) lo cual es totalmente falso y no está contemplado en ninguno de los contenidos de la Carta Democrática, ya que eso iría en contra de los principios de no intervención, soberanía e independencia de los Estados, fundamentos que rigen el espíritu de la Carta, por lo que las acusaciones del gobierno sobre este puntos on una vil manipulación del pueblo venezolano que por encima de todo, es nacionalista y soberano.

Sin embargo, la aprobación de una resolución por parte de una Asamblea General de la OEA condenando el comportamiento antidemocrático del gobierno representa un triunfo moral para los sectores democráticos del país.

Ahora bien, del dicho al hecho hay mucho trecho, la experiencia demuestra que los comunistas nunca han respetado convenios, resoluciones o tratados internacionales que contradigan su posición. El mejor ejemplo lo tenemos en la Cuba de Fidel quien lleva más de 50 años padeciendo los rigores del autoritarismo y el aislamiento caprichoso y anacrónico de los caudillos. Nuestro gobierno dirigido por narcobandoleros que entregaron la patria para que fuera el patio trasero de los hermanos Castro, son capaces de hacer las más descabelladas atrocidades para desconocer a la OEA y seguir haciendo solamente lo que les conviene en su desespero por no perder el poder. Lo cierto es que, después de 12 horas de discusión y expresión de varios puntos de vista , el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos logró el consenso para emitir una declaración conciliadora y poco comprometedora (demasiado a mi parecer, con un tono diplomático poco exigente), alternativa al proceso de aplicación de la Carta Democrática activado por Almagro. Sin embargo, algunos países miembros dejaron claro que, pese a no obstruir el consenso, tenían serias observaciones al texto por ser poco contundente y no incluir, entre otras la “exhortación” al Gobierno de Venezuela para que permita la convocatoria del referendo revocatorio que promueve la oposición de ese país como es el caso de Paraguay, Canadá, Colombia, Estados Unidos y, paradójicamente, la propia Argentina la cual se ubicó excesivamente complaciente y poco consecuente con su discurso de campaña presidencial.

Ciertamente, el texto aprobado por la OEA no es lo suficientemente categórico como las circunstancias lo ameritaban. Sin embargo, es un paso muy importante para la reconstrucción de nuestra patria pues evidencia un cambio importante dentro del mapa de apoyo de la comunidad internacional. Sin duda, el paso dado por Almagro no tiene precedentes. Es la primera vez que se activa la Carta sin el consentimiento expreso del gobierno legítimo del país afectado y además vimos a un gobierno que tuvo que ceder, negociar y debatir fuertemente tratando de sustentar sus argumentos.

Por otro lado, la sesión del CP de este miércoles no afecta la solicitud del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, de invocar la Carta Democrática y discutir su informe y la petición para que se convoque a una sesión en una fecha ubicada entre el 10 y el 20 de junio de este año. La única forma de parar esta solicitud es que el diálogo que promueven los expresidentes (Zapatero, Torrijos y Fernández) surta algún efecto, pero con los antecedentes que tenemos es improbable que esto ocurra en tan poco tiempo. No hay lugar a duda que en nuestra patria se perdió la democracia. No hay separación de poderes. El único poder autónomo actualmente es la Asamblea Nacional y por ello enfrenta el brutal acoso del resto de las instituciones controladas férreamente por el ejecutivo nacional. Aunque la comunidad internacional, por desconocimiento o por evitar conflictos con sus vecinos, promueva fórmulas diplomáticas y conciliadoras, los que sufrimos el rigor del narcorégimen sabemos que éste ha cerrado todo tipo de salida democrática. La presión social ya está desbordando sus límites y vemos diversos focos de violencia en las calles dispersos en las calles de todo el territorio nacional que son repelidas por la fuerza pública con bombas lacrimógenas y planazos.

Finalmente, quiero decir que aunque aplaudo todas esas gestiones internacionales que apoyen a mis conciudadanos y coadyuven al desmoronamiento del narcorégimen Maduro-Cabellista; el hambre, la falta de insumos médicos, la inseguridad ha cobrado miles de vidas que nos hacen afirmar que Venezuela atraviesa una verdadera crisis humanitaria que solo padecemos los venezolanos: En consecuencia, somos nosotros los verdaderamente llamados a protagonizar la refundación del Estado y el rescate de la democracia.

Cada vez más cerca del fin de la pesadilla, sigo dando la pelea con lo único que me queda MI PLUMA y MI PALABRA.

NOTA IMPORTANTE: Reitero la propuesta a la Asamblea Nacional, en vista de la inminente caída del grupito de narcobandoleros que desgobierna nuestro país, para que se trabaje en una Enmienda Constitucional para que todo venezolano que tenga vínculos con narcotráfico y esté solicitado por la Justicia Internaconal , sea entregado para ser juzgado. Específicamente para comenzar estrenando esta enmienda con Diosdado Cabello Rondón, Hugo “El Pollo” Carvajal Barrios y Pedro Carreño.

José Gregorio Briceño Torrealba

“El Gato” Briceño.

Twitter:

@josegbricenot