Cada minuto…una tragedia ; Por Nitu Pérez Osuna

A- A A+
junio 08
/ 2016

No hay tiempo…se acabó. En este país ya no hay tiempo para otra cosa que no sea salir de Maduro ¡YA! No podemos esperar otro y otro y otro muerto por balas o falta de medicamentos. No hay tiempo para validar firmas, para dialogar con torturadores, para cálculos, complicidades o maniobras, porque cada minuto que el usurpador permanece en Miraflores, es una tragedia para los venezolanos.

El régimen puede hacerse el loco, vivir su irrealidad, decir que todo está bien, que tienen 100 mil CLAP, que tienen comida para repartir a montones y la verdad es otra… el venezolano está en la calle protestando por no conseguir que comer. Esa realidad le aplasta y tendrán que huir. Como varias monarquías indolentes, el régimen imperante en Venezuela reprime a quienes claman por alimentos. Los reyes de esas monarquías terminaron guillotinados, lo reyezuelos de aquí terminaran presos o en el exilio, repudiados por todos, donde quiera que se escondan.

La deshonra andante, uniformada que reprime con bombas y asesina, lo hace contra un pueblo hambriento. ¿No ven, no escuchan? ¿Cuál parte de “tenemos hambre, queremos comida” no entienden? La reprensión que ejercen es idéntica a la que hubo en 2014 contra “La Salida”, pero esta vez, Maduro y sus esbirros no tienen excusas, porque acribillan a venezolanos que protestan por la penuria y la escasez, sin consignas ni banderas políticas.

El pueblo está encendido. Quienes se auto-proclaman líderes, podrán seguir aferrados a su isla de la fantasía y el mundo real continuará estallando en las calles de cada rincón del país, saqueando camiones, abastos, bodegas y hasta basureros, buscando algo que comer.

Se perdió el miedo… ¿cómo no perderlo cuando un hijo llora por hambre? ¿cómo no arrojar el temor de nuestro lado cuándo el mayor de los miedos es no encontrar la medicina para palear una dolencia grande o pequeña de algún ser querido? Esto no puede continuar. Es urgente que Maduro, su gabinete y modelo sean apartados de inmediato, porque cada minuto con ellos en Miraflores, es una nueva tragedia para los venezolanos.

Tenemos talentos, conocimientos y la fuerza de todo un pueblo para abrir caminos por la salvación y la reconstrucción de Venezuela. No perdamos la fe, el país que viene será mejor. Todos construiremos el mañana de progreso que anhelamos y merecemos.

[email protected]
@NituPerez