Bloqueo de tarjetas en el exterior deja a los venezolanos “a la buena de Dios”

A- A A+
mayo 25
/ 2016

Justos por pecadores, aunque usted nunca haya ‘raspado’ cupos es probable que si viaja en este momento tenga problemas con su tarjeta de crédito y quede varado en el extranjero a la ‘buena de Dios’.

Desde Curazao, la zuliana Marielys Navarro, quien desde hace dos años trabaja como operadora turística en la isla, compartió sugerencias para prevenir a los venezolanos que aún con las limitaciones del control cambiario, vigente desde febrero de 2003, se aventuren a salir del país para hacer turismo.

“El Banco Bicentenario desde febrero dejó de pasar. Las tarjetas no pasan por nada, ni por un dólar, ni en cajeros, ni en puntos de venta. El banco del Tesoro y el de Venezuela han tenido también sus incidencias. El Banco del Tesoro no pasa por más de 90 dólares al día así la persona disponga del límite no puede sacar más de eso”, advirtió.

“El Banco de Venezuela en algún trabajo de inteligencia que habrán hecho, marcaron todos los puntos a nivel mundial que fueron usados para ‘raspar’ cupos, ellos conocen esos puntos y las tarjetas al meterlas en esos puntos automáticamente bloqueadas, en un primer momento pasan, pero al intentar pasarlas en otro lugar aparecen bloqueadas”, recalcó.

“Es una situación dolorosa, porque son tiendas físicas, que existen, mucha gente utilizó este punto para raspar, pero hay gente que llega a comprar mercancía, a comprar algo que les gustó”, expresó.

Recuerdo —narró— el caso de una señora que llegó a una tienda y compró un traje de baño por 11 dólares, con eso bastó para que le bloquearan la tarjeta, ella solo pudo sacar del cajero, pagar la tasa de salida, el resto le quedó bloqueado.

Dijo que “los curazoleños han estereotipado a los venezolanos como delincuentes, y a las mujeres como prostitutas por casos aislados, pero la mayoría de los venezolanos que llega aquí ha demostrado que no es así. El venezolano que vive acá legal ha demostrado que no todos vienen en ese plan, han querido tildarnos de delincuentes, pero son barreras que nos hemos encargado de derrumbar”.

Consultada sobre las matrices de opinión que denigran de los venezolanos, dijo: “Hace poco más de un mes se corrió el rumor de unos venezolanos que intentaban secuestrar niños para cobrar rescate, el rumor circuló en redes sociales, pero luego se demostró que era falso. Los venezolanos con planes de emigrar lo que buscan en un sitio donde trabajar y vivir tranquilos.

La operada turística zuliana ha podido vivir el cambio en cuanto a la situación de los venezolanos que viajan a la isla y el trato por parte de los curazoleños.

“El cambio desde la Providencia de abril del 2015 fue bastante significativo. Anteriormente la gente viajaba a Curazao con 3 mil dólares, entraba a sus hoteles normales, mucha gente venía con el único propósito de raspar cupos, se traían otras tarjetas, aquí había sitios dedicados exclusivamente a pasar tarjetas, eran ‘oficinas’, yo les llamaba el World Trade Center, para dar una idea de cómo era el movimiento”.

“A partir de los cambios que hubo, que fueron bajando las divisas. Entre mayo de 2014 a abril de 2015 viajaban con 1.000 dólares, 300 en efectivo y el resto en las tarjetas de crédito. No había problemas de ningún tipo, las tarjetas pasaban sin ningún problema, aquí un lunes por ejemplo ibas al centro y eso siempre estaba lleno de turistas venezolanos. Con esa cantidad las personas podían viajar tranquilas, aunque la gente venía con su comida dedicaba dinero para disfrutar del turismo (…) Disponían de un día para salir a comprar, disponían de un día para ir a la playa, disponían de un día para ir a centros nocturnos, siempre pensando en que les pudiera quedar algo para ‘cubrir el viaje’ (…) eran muy pocas las personas que venían con el propósito firme de ‘turistear’, esas personas que lo hacían buscaban hoteles normales donde no tuvieran que cocinar ni hacer nada, de resto la mayoría se hospedaba en posadas de bajo costo”.

Antes de la Providencia de abril de 2015 uno iba al centro y siempre veías a las mujeres con sus kits de Victoria Secret’s, era una parada obligada (…) Mucha gente decía ‘quiero que me quede algo para pagar el pasaje’, pero siempre disponían de dinero para disfrutar en la isla. Muchos venían a comprarse la ropa para Navidad, otros como ya se sentía un poco la escasez, dentro de su presupuesto tenían incluida una partida para eso, compraban desodorante y ese tipo de cosas.

“Cuando se bajó a 500 dólares el trato cambió, por más que quisieran disfrutar no se podía porque con 500 dólares no da ni para registrarse en un hotel. Nos tocó bajar el precio en las posadas para lograr que la gente se quedara con nosotros. La nueva Providencia logró que se restringieran más, que nadie comprara. Se notó demasiado en Curazao, y el trató cambió totalmente, y al venezolano se le ve como el ‘raspacupos’ que no gasta nada, que busca barato y solo viene por llevarse sus dólares. Ahora ni siquiera para cubrir los gastos queda.

Los cambios en el trato se dieron a raíz que muchas tarjetas no pasan y al venezolano le quitaron los cupos en efectivo. Eso que dicen que duermen en las plazas y en las playas, aquí no lo he visto, lo he escuchado de Aruba, por eso en el aeropuerto empezaron a implementar la norma que los venezolanos tenían que disponer de 150 dólares por día de estadía. En Curazao no es una ley, pero si hay funcionarios de inmigración que piden que traigan dinero en efectivo, una reserva de hotel, y de ser posible que impriman la aprobación de los cupos”.

También impiden que se queden personas ilegales en la isla, en Curazao no se sienten preparados para una oleada migratoria, expresó.

“Mi recomendación al turista, al que viene pensando en disfrutar de la isla, primero es que no cuenten con los cupos de Cencoex, pues aunque dispongan del límite cabe la posibilidad que las tarjetas no pasen, que traigan dinero en efectivo y si disponen de cuentas en el exterior que traigan sus tarjetas para demostrar que cuentan con los medios para mantenerse. Hagan sus reservaciones con tiempo por internet en el sitio donde se vayan a hospedar”.

Con la gente de inmigración —aconsejó— “ traten de ser lo más respetuosos, cuando lleguen a Curazao muestren respeto al funcionario, no den por sentado que por traer dinero tengo que ser bien recibido, el funcionario de inmigración está predispuesto, sobretodo con los venezolanos. Traten de ser lo más humildes posible y respetuosos, los venezolanos, sobretodo los maracuchos, nos caracterizamos por ser joviales y echadores de broma, a ellos no les gusta eso, tengan cuidado con eso porque pueden llevarse una mala experiencia”.

Yeniffer Ninni: Cencoex aprueba el cupo y el banco bloquea TDC, después que las tarjetas no pasaron en cajeros ni en puntos al regresar te quitan el bloqueo. No me lo contó nadie, viajé a Panamá del 7 al 10 de abril y estuve varada gracias al nefasto servicio del banco, llamé y los asesores me colgaban la llamada”.

Teodolindo Martínez: “Quien piense en viajar contando con dólares del gobierno está pelando, no hay divisas”.

PN