Saltar al contenido

Bases del PSUV no están interesadas en participar en las elecciones municipales

16 julio, 2018

Los ánimos por participar en las elecciones de concejos municipales están muy bajos. Dirigentes sociales y representantes de consejos comunales de sectores populares aseguran que las bases del PSUV no se sienten motivadas a proponer candidatos ni acompañar al presidente Nicolás Maduro en esta contienda, debido a la poca respuesta del gobierno ante la profundización de la crisis.

“La maquinaria más fuerte que tiene el PSUV en Casalta, Los Magallanes y Propatria no tiene interés de participar, y eso es grave. La comunidad está al tanto de que habrá elecciones, pero no saben de qué”, expresó Daniel Cárdenas, dirigente social del oeste de Caracas.

Los problemas con el transporte público, el aseo urbano y el agua han causado molestias en los adalides del partido de gobierno. “Están preocupados por rendirle cuentas a la gente, pero no tienen las respuestas. El ritmo que tenemos los venezolanos no permite detenerse a ver si hay una elección”.

Un militante del PSUV que reside en Casalta III coincidió con Cárdenas en que los habitantes de los sectores populares les exigen soluciones que no están a su alcance. “Nuestros vecinos nos descalifican porque somos los voceros inmediatos y tenemos las manos atadas”, afirmó.

En los encuentros que han mantenido con los concejales o representantes de ministerios, les argumentan que los padecimientos con los servicios públicos forman parte de una “guerra psicológica para fracturar al gobierno”. Sin embargo, el dirigente considera que esa “falta de seriedad” ha originado que Maduro no tenga el mismo respaldo en las bases.

Hace una semana, el jefe del Estado Mayor y concejal del municipio Libertador, William Contreras, se reunió con los dirigentes territoriales para debatir sobre posibles soluciones relacionadas con el racionamiento de agua, que no solo afecta a esa zona, sino a toda Caracas. Pero no hubo resultados que favorecieran al gobierno ni disminuyeran el reclamo.

“Ningún dirigente de la cúpula se preocupa por lo que vivimos y los que están a nuestro nivel y comparten el proyecto de Maduro, sufren lo mismo pero no pueden reclamar porque son sancionados en su entorno político”, expresó María Zambrano, residente de Lomas de Urdaneta.

En Casalta III existe una división en el partido: unos están descontentos por el descuido de la comunidad y otros se niegan a reclamar porque podrían ser señalados como traidores a la patria. Incluso, temen ser víctimas de la ley contra el odio que aprobó la asamblea nacional constituyente.

Otro de los elementos que tiene desmotivado al oficialismo para los comicios de diciembre es la manipulación que se ha ejercido mediante los Comités Locales de Abastecimiento y Producción. En la parroquia Sucre se atreven a señalar al concejal Contreras como el responsable de retrasar la entrega de la comida. “Cuando la gente observa ese comportamiento y los dobles discursos, se pregunta para qué votar si nuestra comunidad empeora cada día más. En elecciones pueden hacer retoques pero hasta ahí”.

Los dirigentes de base se cuestionan si el gobierno ya no tiene capacidad de respuesta o si la humillación es parte de una política de Estado para mantener a los venezolanos sumisos y sin posibilidad de exigir el cumplimiento de los derechos.

“Maduro está para exigir lealtad y dar las directrices para ejercer el voto. Lo demás, como el sufrimiento y cómo vive la gente, queda en segundo plano”, agregó Zambrano.

Imposición.

El 11 de julio, la rectora del CNE, Tibisay Lucena, hizo la convocatoria formal de las elecciones y recomendó tener a los candidatos escogidos el 1° de septiembre, con el fin de facilitar el proceso de inscripción que se efectuará diez días después.

En procesos anteriores, de acuerdo con el testimonio de los líderes, la maquinaria del partido se adelantaba incluso al anuncio del CNE. En esta oportunidad desconocen cómo será el proceso de escogencia, aunque no descartan que se repita la metodología de 2013: imposición. La alcaldía se encargó de seleccionar a los aspirantes y ordenó a las comunidades dar apoyo incondicional.

“Lo más lógico es que entre nosotros escojamos al candidato. Pero no toman nuestra palabra sino que llegan con la decisión tomada”, aseveró el líder del PSUV.

El dato:

El ex presidente de Pdvsa Rafael Ramírez recomendó a la ANC crear un gobierno de emergencia que desplace a Maduro, por ser el responsable de conducir al chavismo a una derrota estratégica y de provocar un rechazo sobre el socialismo. Considera que el mandatario y quienes le acompañan deben hacerse a un lado. Ramírez destacó que la ANCya no está bajo el control del madurismo.