¡Aún sin gobierno! ¿Cómo queda España con el triunfo del PP?

A- A A+
junio 27
/ 2016

Tras seis meses de bloqueo institucional, los españoles salieron nuevamente a las urnas este domingo 26 de junio, en lo que representa un segundo intento por la formación de un Gobierno que tome las riendas del país.

Durante el proceso se registró un bajón en la participación ciudadana con respecto a las pasadas elecciones del mes de diciembre: de 73,2% en los anteriores comicios, se registró 69,84%

Al final del día, los resultados dieron la ventaja al Partido Popular (PP), de centro derecha y liderado por Mariano Rajoy, que obtuvo 7.774.650 de votos equivalentes a 137 escaños en el Congreso y el 33% del total, resultando como el mayor beneficiado de las elecciones. Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) superó los bajos pronósticos que vaticinaban las encuestas y, con 5.347.687 sufragios a favor, terminó en el segundo puesto con 85 escaños.

Seguido al PP y el PSOE se ubicó Unidos Podemos, la coalición de izquierdas dirigida por Pablo Iglesias y Alberto Garzón, que subió apenas dos diputados para lograr 71 puestos en el Congreso, pero con la difícil pérdida de más de un millón de votos respecto a diciembre. Finalmente, se encuentra el partido de Albert Rivera, Ciudadanos, que resultó muy afectado y registró 32 lugares en el Parlamento, de 40 que había obtenido en diciembre.

Los nuevos resultados electorales reflejan un escenario similar al de 2015, con cuatro fuerzas principales, pero sin mayoría necesaria para asumir las riendas de España.

De esta manera, se genera un panorama político que continúa siendo de incertidumbre, donde se ven obligados los distintos partidos políticos a producir acuerdos y pactos que permitan alcanzar la mayoría mínima de 176 escaños en el Congreso de Diputados (compuesto por 350 puestos) y así formar un Gobierno, ya sea por la vía del acuerdo, por la vía de la abstención de otras fuerzas minoritarias o de una de las cuatro fuerzas políticas principales.

¿Cómo quedan los partidos con respecto a 2015?

El Partido Popular de Mariano Rajoy, a pesar de recibir acusaciones de corrupción administrativa en los últimos años, recibió 624.955 más votos que en diciembre, lo que le permitió aumentar el número de escaños en el Congreso desde 123 hasta 137.

El PSOE dejó atrás los malos pronósticos que les atribuían las encuestas y conservó el puesto como la organización de tendencia socialista más votada del país. No obstante, registró 5 escaños menos en el Parlamento, cuando obtuvieron 90 el pasado diciembre.

La coalición Unidos Podemos no estuvo a nivel de lo esperado. Consiguió menos sufragios que en 2015 si se suma la alianza de Izquierda Unida y Podemos, y la coalición solo le valió para alcanzar 71 diputados en el Congreso.

Entre las cuatro fuerzas políticas españolas, Ciudadanos resultó el más perjudicado: sumaron 402.731 votos menos que en diciembre, pero perdieron 8 lugares en el Parlamento, quedando con 32.

Lo que dijeron los dirigentes

Pablo Iglesias, líder de Podemos, fue el primer en hablar tras conocerse los resultados. “Nos preocupa que el PP haya aumentado su apoyo. Es el momento de reflexionar y de incentivar el diálogo entre las fuerzas progresistas”, aseguró con pesar. Asimismo, llamó al dirigente del PSOE, Pedro Sánchez, a trabajar en los “puntos en común” para formar una alianza.

Acto seguido, Sánchez tomó la palabra y pidió a Iglesias reflexionar sobre los resultados. Lo acusó de ser el responsable del repunte del PP. “Poniendo su interés personal por encima de los intereses de la izquierda, ha provocado la mejora de los resultados de la derecha. Tuvo la oportunidad de apoyar a un Gobierno del cambio”.

A su vez, Albert Rivera llamó a conservar los valores de la ciudadanía, y no dejarse llevar por los extremos. De igual forma, aseveró que Ciudadanos será de suma importancia en la formación de un futuro Gobierno. “Si hay voluntad de cambiar las cosas, España tendrá Gobierno y C’s será decisivo”.

Por su parte, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, último en hablar en la noche española, reclamó su “derecho a gobernar” por ser el único partido en crecer proporcional y numéricamente. Igualmente, reiteró su voluntad para negociar con los distintos bloques políticos en búsqueda de la formación de coaliciones que permitan gobernar España. “A partir de mañana tendremos que empezar a hablar con todo el mundo, y lo haremos. ¡Viva España!. Vamos a hablar con el único horizonte de defender a España y a todos los españoles”, sentenció.

¿Qué pasó con las encuestas?

Las encuestas se han equivocado nuevamente y han hecho del bajón del Psoe, una victoria. Las previsiones de los resultados electorales se distanció del resultado final de manera sorprendente. Incluso, los resultados a boca de urna, dieron un vuelco sorprendente para el bloque Unidos Podemos, que los deprimió.

En un trabajo realizado por la agencia EFE, el profesor Fermín Bouza, investigador y docente de Sociología de la Universidad Complutense, además de experto en opinión pública, asegura que en este caso simplemente “la gente ha cambiado de opinión en muy poco tiempo”.

Según EFE, la tesis es que “ha habido un flujo interno de voto muy fuerte y tan rápido que las encuestas no han podido recogerlo porque se han centrado en un momento determinado y es imposible que sigan los movimientos de opinión”.

España ahora espera por un nuevo Gobierno en un panorama que sustancialmente no ha registrado cambios. Los cambios reales, más que por resultado de los comicios, se darán por el efecto de la diferencia entre los resultados electorales y los vaticinios hechos por encuestadoras y organizaciones políticas de todo el mundo. España solo espera ahora por un nuevo pacto que les brinde un nuevo Gobierno, y el PP sigue siendo la primera opción.

EC