¡Atroz! Violan y asesinan a niña de dos años en una playa tras descuido de su madre

A- A A+
marzo 30
/ 2016

Los exámenes médicos forenses al cadáver de Kimberlys de los Ángeles Ortega Ordóñez, de dos años, revelaron que falleció por asfixia mecánica y por obstrucción de las vías aéreas luego de ser violada sexualmente. La Policía detalló que el supuesto atacante fue un niño de 10 años, quien presuntamente habían ultrajado también.

La muerte de la pequeña se manejó como inmersión accidental. Su cuerpo lo encontraron el pasado domingo en la tarde en la playa El Charquito, en el sector Puerto Escondido del municipio Santa Rita. Tras la respectiva pesquisa al cadáver por parte de los técnicos forenses de la Policía científica, se determinó que la habían ultrajado y lesiones posteriores provocaron su deceso.

La niña estaba en la playa bajo los cuidados de su mamá, Mariana Ordóñez, de 18 años. Se la llevó de paseo junto a su otra niña de un año de nacida y sus tres hermanas.

“Cuando la niña apareció muerta no habían familiares cercanos ni nadie que reclamara por el cuerpecito, luego apareció una mujer en estado de ebriedad, quien dijo ser la mamá. La Policía la detuvo porque la había dejado sola y ella se había ido a la playa vecina a ingerir licor con unos hombres”, dijo una fuente policial.

“Ella es la culpable”

Con los ojos hinchados, el rostro demacrado por el dolor, Mila Paternina, abuela materna, aseguró que la única culpable de lo sucedido es su hija Mariana. “Ella me la regaló a mí. Yo era su mamá. La cuidaba y le daba todo, nunca la dejaba sola. Esto pasó porque ella no la cuidó. Se la llevó a la playa y la dejó sola. Ahora ya no tengo a mi bebé, ya no está aquí conmigo”.

A Mariana la detuvo por 24 horas la Policía científica mientras se hacían las investigaciones de rigor. “Yo estaba cerca. Cuando escuché que se estaba ahogando un niño. Yo corrí a buscar a mis niñas, pero no estaba en la orilla donde la dejé jugando. Después me dijeron que mi bebé estaba muerta”.

La joven desconoce lo ocurrido. No recuerda si alguien se la llevó o con quién estaba cuando la encontraron muerta. Se niega a creer que su bebé fue víctima de violación. La mujer estaba en casa de su mamá por los días de asueto. Regresará a su casa en Cerros de Marín en Maracaibo. Tiene dos meses de dar a luz a la tercera de sus niñas. Es madre soltera.

Despedida

El féretro de Kimberlyn llegó a su casa en un ataúd blanco. A las 10.00 de la mañana de ayer le hicieron un homenaje en el aula del Simoncito Niños Jugando, donde asistía a diario en horas de la mañana desde su primer año de nacida. Recibió un homenaje con globos y música para niños. Fue sepultada en el cementerio de la localidad.

LV